Menú

Los parados portugueses y británicos tendrán que realizar trabajos sociales

En España no hay ninguna exigencia para recibir los 400 euros de ayuda estatal.

LIBRE MERCADO
0

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el Real Decreto por el que se prorroga el llamado Plan Prepara, dirigido a desempleados que han agotado sus prestaciones, con algunos cambios respecto al plan hasta ahora en vigor. Hasta el pasado julio, un total de 500.859 personas se beneficiaron del subsidio, lo que supuso un gasto público de 1.120 millones de euros.

Este subsidio para los parados sin prestación -que oscila entre los 400 y 450 euros al mes- se recibía hasta ahora sin ningún tipo de contrapartida, de modo que el beneficiario no tenía más obligación, y solo en algunos casos, que presentarse a "charlas de tres horas sobre cómo se hace el currículum o se busca empleo", según se lamentaba la ministra del ramo, Fátima Báñez. La reforma que acaba de aprobar el Gobierno refuerza los cursos de formación y obliga a los beneficiarios a aceptar los empleos ofertados por las agencias de colocación -sean éstas públicas o privadas-.

Los desempleados portugueses harán trabajo social

Sin embargo, en otros países van más allá. Así, por ejemplo, Portugal exige ahora a los beneficiarios de este tipo de prestaciones realizar algún tipo de trabajo social para poder recibir la ayuda. El Ejecutivo luso ha aprobado una norma para incentivar la búsqueda de trabajo entre los desempleados con subsidio. Los beneficiarios dedicarán al menos 15 horas a la semana a realizar labores sociales (si no tienen ancianos o niños a su cargo).

La norma, aprobada por el Gobierno portugués la pasada semana, se ha planteado como una medida de activación social y comunitaria que, además, puede servir de experiencia para encontrar otros empleos en el sector privado. La norma también incluye la retirada del subsidio si la persona rechaza una oferta de empleo.

Los londinenses trabajarán para recibir la ayuda

Por otro lado, Boris Johnson, el alcalde de Londres, también ha decidido que los jóvenes parados deberán trabajar de forma obligatoria no remunerada para poder recibir el subsidio. Según informaba este miércoles el diario The Guardian, está preparando un proyecto para que unos 6.000 jóvenes de entre 18 y 24 años trabajen durante trece semanas para poder reclamar una ayuda semanal de desempleo de 56 libras (70,5 euros), financiada por el Fondo Social Europeo.
 
Para solicitar el subsidio es necesario, además, que hayan contribuido durante al menos seis meses a los pagos de la seguridad social. El Gobierno británico espera poner en marcha ese proyecto "conjunto" entre el alcalde y el Ministerio de Trabajo y Pensiones a finales de 2012 para, luego, poder extenderlo al resto del país.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios