Menú

El Gobierno diseña ya los PGE para 2013 con ajustes extra

Los ministros admiten que preparan unas cuentas "ejemplares" para contentar a Bruselas. Con los nuevos ajustes "se cumplirá con el déficit".

13

El Gobierno prepara unas cuentas públicas para 2013 muy severas para no atravesar la única línea roja que se ha marcado el presidente: cumplir con el objetivo de déficit público, clave para que España recupere el apellido de fiable. Mariano Rajoy tiene el convencimiento de que mejor que los ajustes, aunque duros e impopulares, sean tomados por su gabinete y no por las instituciones internacionales que nos vigilan con lupa. Así lo es porque, según transmite a los suyos, él se rige por el interés nacional y el bien de todos los ciudadanos mientras que Bruselas o el FMI sólo se ceñirán a la hoja de resultados. Y por ello prepara unos Presupuestos "ejemplares", con todas las connotaciones que ello conlleva.

Los diferentes ministerios llevan meses haciendo cuentas; en concreto, desde junio, nada más dar luz verde a los PGE para el año en curso que se negó a aprobar el anterior Ejecutivo. Según varios gabinetes consultados, la orden expresa que Rajoy dio a sus ministros es la de "recortar" porque "no queda otra". Aunque toquen hueso tendrán que rascar, según Hacienda, ya que la austeridad es la premisa básica y las cuentas, a pesar de las reformas emprendidas, siguen sin cuadrar y la cifra de déficit rápidamente escala haciendo saltar todas las alarmas. En 2013, no se puede atravesar la línea del 4,5% del PIB, según reiteró este mismo martes el presidente.

Un ministro económico resume en un titular por dónde van los tiros: "Los PGE cumplirán el déficit y respetarán las pensiones". Todo lo demás es susceptible de ser modificado. Rajoy avanza que se tocarán las plusvalías e impuestos verdes, pero desde Trabajo también se elabora un plan de congelación de empleos públicos y posible reducción. "Saldremos juntos y reforzados con las reformas. El próximo año se empezarán a ver los resultados", se afirma desde el área económica. Pero, hasta entonces, habrá más tijera.

La intención es reducir de media un 12,2% el gasto ministerial y un 6,5% el gasto no financiero del Estado. En Sanidad, por ejemplo, se volverá a tocar el área de servicios sociales y dependencia, que dependen del Estado. Se trabaja en un ajuste aún mayor al tomado como base. De igual forma, no se descarta pedir más control del gasto a las comunidades, a las que corresponde el grueso de competencias. En Fomento se evitará la obra nueva y se pondrá el foco en terminar lo que ya está en marcha, aunque también tienen el mandato de reducir.

Finlandia pide más ajustes a España

En su encuentro en Moncloa con el primer ministro de Finlandia, que lidera el eje más crítico con las ayudas a los países periféricos, Rajoy le puso el boceto de las cuentas como ejemplo de que España cumplirá sus compromisos. Jyrki Katainen salió satisfecho, según su propia versión, pero dejó también claro que no le gusta el rescate porque "lo importante es buscar nuevos métodos que eviten los paquetes de ayuda. No es importante maximizar el número de paquetes sino las medidas que se eviten", adujo ante el español.

El Gobierno ya ha mandado muchos detalles a la Comisión Europea de la dimensión del recorte de los Presupuestos y espera que esos informes basten para dejar claro el grandísimo esfuerzo y evitar así, en caso de tener que tocar a la puerta del Banco Central, que no haya nuevas condiciones. El finlandés no lo tiene tan claro, y las da por seguras a fin de seguir con la senda de control del gasto. Rajoy sigue sin despejar, un día más, esa duda a pesar de que, por segundo día, los mercados empiezan a dar síntomas negativos.

"España se ha comprometido en un proceso de reducción del déficit, en primer lugar porque se lo cree. Creemos en ello porque es capital para que haya crecimiento económico. Y porque es una regla que afecta a todos los que están en el club del euro", dijo ante Katainen. Mientras, sus ministerios siguen trabajando y el tiempo se agota: las cuentas estarán finalizadas antes del jueves 27, día en el que Rajoy podría convocar un Consejo de Ministros extraordinario. En voz de un ministro, "cumplir no es una opción. Se trata de tener altura de miras y construir. Y algunos deberían ser más responsables porque gobernaban hasta hace nueve meses".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation