Menú

Rajoy y Monti abordaron el rescate pero no tomaron una decisión en firme

El rescate estuvo presente en la cita. Pero, de momento, se siguen sin tomar medidas concretas. Rajoy busca que Italia lo pida con España.

0

Tal vez fuera la cita internacional más importante de las varias que está manteniendo Mariano Rajoy. Unió fuerzas con Mario Monti en el último y decisivo Consejo Europeo, del que salió el ansiado mensaje de que el euro es irreversible y se marcó un calendario concreto para promover más unión en detrimento de la soberanía nacional, y ahora se pelea para evitar ser el primero que pida el rescate del Banco Central Europeo, iniciando un camino que genera muchas dudas y temores y que acarreará una condicionalidad aún difusa.

El presidente está utilizando sus bazas en un juego de ajedrez que, admiten, es complicado. Los últimos datos le serían positivos, en tanto en cuanto son negativos para Roma. Esta misma semana, el Ejecutivo de Monti tuvo que admitir que el PIB para el año en curso caerá un 2,4%, el doble de lo previsto. Y esto es un mazazo muy fuerte. Pero además, y principalmente, el país se enfrenta a vencimientos de deuda mucho mayores a los españoles, y más complicados, dicen en Moncloa.

La otra cara de la moneda es la prima de riesgo; desde hace meses la italina está más baja que la patria, si bien se han acercado tras el anuncio del BCE. Suelen estar a una distancia de cincuenta puntos. Para contrarrestar este dato, el Gobierno recuerda que el Tesoro captó este mismo jueves 4.800 millones en su mayor subasta desde enero, si bien el 82% de la emisión estuvo destinada al corto plazo. Todavía hay mucho temor sobre lo que ocurrirá en el medio plazo.

Uno de los debates clave es, pues, quién dará primero el paso. Y Rajoy intenta forzar que los dos países vayan de la mano. Nada de esto fue confirmado. En fuentes, se destacó que ambos abordaron la crisis y buscaron soluciones a la misma. Oficialmente, el Gobierno asegura que, con los mercados tranquilos, puede seguir ganando tiempo y analizar con esmero la letra pequeña de la ayuda. Esto es, las condiciones. En voz de un alto cargo, pasará aún bastante para que se pida la ayuda, si es que finalmente se solicita. El propio Rajoy aseveró, en conversación informal, que todo sigue abierto y que hay que tener en cuenta todas las variables.

Posteriormente, Rajoy compareció ante la Internacional Demócrata de Centro (IDC), de la que es vicepresidente. Su mensaje más contundente fue destinado a las instituciones comunitarias. Previamente, Monti ya le había abierto el paso al recordar el último Consejo Europeo y sus conclusiones: “Se tomaron decisiones importantes. Fue un éxito de todos. Las ideas que allí se dijeron iban a ser la base, y ahora deben concretarse y hacerlo pronto. El próximo Consejo Europeo debe suponer un paso adelante en el proceso de integración económica y bancaria. Ahí está nuestro futuro”, declaró, elevando la presión de cara a la cita del 18 de octubre.

Por lo demás, fue un discurso al uso en el que llamó a la “solidaridad” de los países miembros de la UE para “afianzar la prosperidad y el bienestar de todos”. “Debemos ser valientes y reafirmar nuestro compromiso solidario con la UE a través de una mayor integración a todos los niveles. Así lo estamos haciendo. La Unión no tiene marcha atrás”, agregó, ante jefes de gobierno como el de Grecia, Antonis Samaras; Irlanda, Enda Kenny; Hungría, Viktor Orban; y Albania, Sali Berisha.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La salud obliga a Sara Carbonero e Iker Casillas a volver a Portugal
    2. Iker Jiménez confiesa qué le hace bajar la audiencia en 'Cuarto Milenio'
    3. Vox rompe con el PP en los ayuntamientos y hace público el acuerdo que firmó con los populares
    4. Gema López vive su peor día en la historia de 'Sálvame' por culpa de Jorge Javier Vázquez
    5. Vox mantiene rotas las negociaciones con el PP y advierte: "Estamos hartos de incumplimientos, las cosas van a cambiar"
    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco