Menú

Rajoy apremia a la UE a actuar ya tras descartar un rescate inminente

El Gobierno admite que estudia el rescate y no lo descarta, pero asegura: "No será este sábado". Rajoy, preocupado por el viraje de Berlín. 

8
El Gobierno admite que estudia el rescate y no lo descarta, pero asegura: "No será este sábado". Rajoy, preocupado por el viraje de Berlín. 
Rajoy con Mohamed VI | D. Crespo

España no solicitará el rescate este fin de semana, reiteraron fuentes del Ejecutivo al más alto nivel. Esto no quita para que las negociaciones sigan y los papeles entre las diferentes Oficinas gubernamentales no paren de enviarse. Para el Gobierno, es trascendental la postura de Alemania y sus países satélites, que pueden paralizar en sus parlamentos de origen la ayuda, lo cual generaría gran inestabilidad.

Sin embargo, desde Rabat (Marruecos), Mariano Rajoy quiso poner el foco de atención en otra discusión que considera crucial y que ha sufrido un revés importante en las últimas horas: la unión fiscal e integración bancaria, cuyo calendario debería de estar listo en el Consejo Europeo que se celebra dentro de dos semanas. Es lo que el presidente del Gobierno denomina un mensaje “claro” de que el euro es irreversible, y que ahora vuelve a ponerse en duda.

Las alarmas saltaron después de que Alemania -junto a Holanda y Finlandia- redactara una carta en la que ponen en duda los acuerdos de la última cumbre comunitaria de finales de junio. En ella, incluso, se deja en cuarentena la recapitalización directa de la banca, que en teoría ya está aprobada aunque no se ha puesto el dinero encima de la mesa. El presidente relacionó la petición del rescate con el cumplimiento de los deberes por parte de Bruselas.

En una caótica rueda de prensa junto al primer ministro marroquí, Abdelilah Benkiran, Rajoy advirtió a la UE de que “todavía queda muchísimo por hacer”, y apremió a las instituciones comunitarias a dar “un paso hacia adelante nítido, claro y contundente”. “Hoy, en este momento”, incidió, tras recordar las reformas emprendidas así como el compromiso de reducir el déficit público. Puso como ejemplo la fotografía de la unidad de la Conferencia de Presidentes, en la que los barones autonómicos aparcaron sus diferencias para solemnizar que reducirán al 0,7% el déficit en 2013.

Tenemos que pasar de los discursos a los hechos, y tomar decisiones que haga que nadie pueda pensar que el euro no es irreversible”, continuó el presidente. “Con fuerza y con unidad, eso es lo que se necesita”, añadió. El presidente fue muy contundente porque, admite su gabinete, está preocupado por la posibilidad de que el próximo Consejo Europeo no cumpla las expectativas. Esto sería muy negativo para España, destacan, y podría afectar a la posibilidad de solicitar el rescate.

Mientras Rajoy estaba en Marruecos con varios ministros para cerrar acuerdos económicos importantes, en el marco de una nueva edición de la reunión de Alto Nivel (RAN), en Madrid se celebraba en paralelo otra reunión clave. En concreto, la vicepresidenta recibía al que es uno de los hombres más destacados del gabinete de Angela Merkel; el vicecanciller y ministro de Economía, Philip Rösler. Soraya Sáenz de Santamaría se afanó en explicarle todo lo hecho hasta la fecha, y Rösler se definió impresionado y muy satisfecho por las “exitosas” medidas.

Una cita importante, como también lo será la reunión que mantendrá Rajoy con sus homólogos francés e italiano en Malta a finales de semana, en el marco de una cumbre entre países de Europa y África. Mario Monti y Rajoy, con la ayuda secundaria de François Hollande, lideraron el frente para conseguir en junio una respuesta clara en favor del euro en Bruselas. Ahora, en vísperas de un nuevo Consejo, vuelven a citarse para fijar una postura común frente a Berlín. Y, a buen seguro, también para negociar las condiciones del rescate.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation