Menú

El Gobierno está en "desacuerdo" y sorprendido con la decisión de S&P

La agencia de calificación ha rebajado la nota de España y la ha situado al borde del bono basura.

lm/Agencias
5

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ha asegurado que el Gobierno no está de acuerdo con la decisión de la agencia de calificación Standard & Poors (S&P)  de rebajar la nota de España y situarla al borde del bono basura, y ha confiado en que la cambie en el futuro.

Así lo ha señalado Latorre en la rueda de prensa del IPC, donde ha reconocido que la noticia les ha sorprendido y ha explicado que la rebaja se debe a los procesos de decisión a nivel europeo, como la capitalización directa, y a la percepción de S&P del conflicto social que existe con las comunidades autónomas.

Según Latorre, los procesos en marcha en Europa no deberían tener una incidencia "apreciable" en la nota de España porque no son cuestiones cerradas y porque la ayuda a la banca de unos 40.000 millones, que supondrá un incremento de cuatro puntos de PIB en la deuda pública, es "perfectamente digerible".

La otra parte, según el secretario de Estado, se debe a la percepción del conflicto que mantiene el Estado con las comunidades algo que, a su parecer, no va a incidir en la voluntad del Gobierno de continuar con las reformas estructurales y el proceso de consolidación fiscal. En este sentido, ha recordado que todos los instrumentos de control y seguimiento tanto del Estado como de las comunidades están "en marcha" y que el proceso de consolidación "va por buen camino". "Y efectivamente la voluntad del Gobierno de continuar con las reformas y saneando los desequilibrios es absoluta", ha añadido.

En concreto, ha reconocido que la situación entre el Estado y Cataluña ha podido influir en la decisión de S&P, ya que las tensiones con las comunidades crean cierta "incidencia desfavorable" en el proceso de reformas. "Pero no estamos de acuerdo", ha dicho.

Confía en que la cambie

En cualquier caso, Latorre ha confiado en que cuando se confirme que los mecanismos europeos funcionan adecuadamente y que los compromisos de consolidación de todas las administraciones públicas se cumplen se pueda reconsiderar la calidad de la deuda pública española.

Preguntado por si el Gobierno espera que otras agencias de calificación sigan el camino de S&P, Latorre ha reconocido que todo lo que pasa con la nota de España "preocupa" al Gobierno, aunque ha dicho que no hay nada sobre la mesa sobre la posibilidad de que Moody's rebaje la calificación a bono basura.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation