Menú

La secretaria de Igualdad: "La cuota femenina no es la única ni la mejor solución"

Women in Leadershisp ha publicado un informe en el que 20 directivas españolas presentan un gran número de propuestas para salir de la crisis.

8
Women in Leadershisp ha publicado un informe en el que 20 directivas españolas presentan un gran número de propuestas para salir de la crisis.
Amparo Moraleda, Carmen Mur, Susan Lewis, Engracia Hidalgo y Jaime Malet
La Cámara de Comercio de EEUU en España y su comité Women in Leadershisp presentaron el pasado miércoles el informe Position Paper: Propuestas para la competitividad económica española que incluye las conclusiones de 20 directivas españolas que ocupan posiciones de liderazgo en el entorno empresarial actual.

El acto fue inaugurado por la presidencia honoraria del comité, Susan Lewis Solomont, quien ha destacado que en el comité "están comprometidos en ayudar a las mujeres el acceso a los puestos de dirección de las empresas". Susan también quiso destacar las diferencias culturales entre España y EEUU respecto a la imagen pública del emprendedor, "en EEUU los emprendedores son tratados como héroes porque la variable miedo al fracaso contra deseo de éxito se entiende de forma diferente. El primer Wal-Mamart no funcionó y el primer Apple fue un fracaso", explicó.

El informe recoge propuestas y recomendaciones que responden a la clara la necesidad de ganar productividad y competitividad por parte de las empresas españolas respecto a tres puntos clave:
  • Fomento de la innovación: "Hay un sentido de urgencia de hacer cosas. Es necesario que se favorezca desde el ámbito público y privado la inversión en I+D y la implantación de la tecnología juega un papel fundamental. Necesitamos proteger la innovación", explicó Amparo Moraleda, miembro del comité de de Melia Hoteles.
  • Cambio en la educación: "Queremos identificar las barreras que a las mujeres les impiden llegar a los puestos de dirección. Debemos reformar el sistema educativo para eso, y para favorecer el emprendimiento, para no demonizar la figura del empresario y para que desaparezca el miedo a que los jóvenes que marchen a trabajar fuera porque es beneficioso para ellos y para las empresas", declaró Carmen Mur, presidenta del comité y presidenta ejecutiva de Manpower Group.
  • Cambio en el entorno empresarial: En este apartado los ponentes han valorado los requisitos para conseguir una mayor productividad en las empresas. "La cultura empresarial debe adaptarse sin necesidad de cuotas. Nosotros pretendemos captar el talento de de las mujeres más capaces para ocupar los cargos de alta dirección de las grandes compañías", añadía Jaime Malet, presidente de AmChamSpain.

No a la cuota femenina

Era inevitable que el acto centrase gran parte del debate en las consecuencias para las empresas españolas, y también para las directivas, de la imposición de una cuota femenina en los Consejos de Administración de las grandes empresas.
 
Lo cierto es que nadie de los asistentes se pronunció a favor de la imposición. Para Amparo Moraleda "imponer una cuota solo fomenta la desigualdad entre hombres y mujeres pero reconozco que en entornos de tratos excesivamente desequilibrados puede ser un incentivo al trato igualitario."

Eugenia Bieto, directora general de ESADE también se posicionó en contra de esta medida, "desfavorece a las mujeres que ocupan altos cargos porque da la sensación de que están hay por la cuota no por sus méritos". Para mejorar la productividad, Bieto propuso más flexibilidad en los horarios laborales, que se retrase el reloj una hora para poder comer antes y que se reduzca el tiempo de esa comida, "así llegaríamos a casa antes y podríamos conciliar mejor la vida familiar, dejando atrás esos horarios irracionales que tenemos".

Hasta la propia Carmen Plaza, directora general de Igualdad del Ministerio de Sanidad y directora general del Instituto de la Mujer, expresó una opinión tajante sobre la polémica cuota femenina, "solo el 11% de los directivos españoles son mujeres y se deben tomar medidas para aumentar este porcentaje pero la cuota no es la única ni la mejor solución."
 
El pasado mes de septiembre, nueve países de la UE, entre ellos Reino Unido y Países Bajos, rechazaron mediante un escrito al objetivo de Bruselas de imponer una cuota femenina del 40% en los consejos de dirección de las empresas europeas y aplicar sanciones a las incumplidoras. Pero a pesar de esta, y otras declaraciones de los miembros del Gobierno de Mariano Rajoy en contra de la obligatoriedad de la cuota, España no estaba entre los países firmantes.

La Reforma Laboral, sobre la mesa

La última Reforma Laboral llevada a cabo por el Gobierno también fue objeto de debate en la ponencia. La secretaria de estado de Empleo, Engracia Hidalgo, vaticinó que la Reforma Laboral "podrá frenar la sangría que ha sufrido este país y en cuanto a perdidas de empleo".

Hidalgo ha hecho alusión a "todos aquellos que solo se han quedado con los anecdótico de la reforma. Había muchos pájaros de mal agüero que aseguraban que la reforma laboral iba a traer despidos en masa o el colapso de los juzgados y ya ven que esos cataclismos no han pasado".

Respecto al panorama empresarial español Hidalgo ha explicado que "es necesario que España recupere la senda del crecimiento que nunca debería haber perdido y el Gobierno está trabajando para recuperar los principios del esfuerzo, del éxito y la meritocracia".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios