Menú

Montoro se contradice sobre el cumplimiento del déficit en 2012

Afirma en el Congreso que España reducirá el déficit al 6,3% del PIB en 2012, pero comunica a Bruselas que se situará en el 7,3%.

0

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado este martes en el Congreso que el Gobierno central registró un déficit del 3,9% del PIB hasta septiembre "en términos homogéneos" (sin contar los adelantos de dinero concedidos a las CCAA), y se ha agarrado a este dato para afirmar que el conjunto de las Administraciones Públicas cumplirá el objetivo de déficit del 6,3% fijado para 2012. Aunque este último dato, en caso de confirmarse, es menor que el de agosto (déficit homogéneo del 4,26% del PIB), las dudas sobre las previsiones del Gobierno persisten.

Tras cerrar 2011 con un descuadre fiscal del 9,4% del PIB, España se comprometió con Bruselas a reducirlo al 6,3% este año y al 4,5% en 2013. Sin embargo, el Ejecutivo se ha quedado ya prácticamente solo en esta previsión.

Las previsiones de los organismos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertaba hace un par de semanas que "los datos preliminares correspondientes a la primera parte del año muestran escasos progresos en la consolidación fiscal" y auguraba que el déficit no bajaría del 7% este año. "El riesgo de que no se alcance el objetivo del 6,3% del PIB se ha incrementado", advertía. Además, avanzaba un agujero del 5,9% del PIB en 2013, frente al objetivo del 4,5%, como resultado de una contracción económica (-1,3%) mayor a la estimada por el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año (-0,5%), al igual que la propia Comisión Europea (CE).

Pero no fue el único. Por esas mismas fechas, el gobernador del Banco de España (BdE), Luis María Linde, también veía "riesgos de desviación" del objetivo de déficit del 6,3% fijado para 2012, por lo que pedía al Gobierno la adopción de "medidas adicionales". Este martes, el organismo supervisor ha vuelto a ratificar dicho diagnóstico en su último Boletín Económico.

En su informe, el BdE reitera sus dudas sobre el cumplimiento del objetivo de déficit este año, por lo que, "si los datos de la ejecución presupuestaria de los próximos meses no despejaran esta incertidumbre, habría que considerar la adopción de medidas adicionales que hagan posible su cumplimiento", insiste.

Y ello, sin contar con las estimaciones de los analistas privados. Este mismo martes, el consenso de Funcas, tras consultar a una veintena de firmas de análisis, también coincide en que no se alcanzarán ambos objetivos: prevé un déficit del 6,9% del PIB en 2012, "sin incluir el impacto de las ayudas a las entidades financieras" (con lo que será incluso mayor); y del 5,1% en 2013, como consecuencia de una mayor caída del PIB (-1,5%).

Por su parte, la revista The Economist señalaba esta misma semana que es "seguro" que España no cumplirá el objetivo de déficit del 6,3% para este año, y de conseguirlo sería un "milagro" que se acerque al 6,3% comprometido. La razón, según la publicación, estriba en que tanto la Seguridad Social, como las CCAA y la amnistía fiscal "se están desviando" de las previsiones.

Montoro admite un déficit mínimo del 7,3%

En este sentido, según los últimos datos disponibles, Hacienda apenas recaudó 50 millones de euros hasta julio con su amnistía fiscal frente a los cerca de 2.500 millones que pretendía recaudar el Gobierno en el conjunto del año. Además, Montoro ha admitido este martes que las cuentas de la Seguridad Social se desviarán de su objetivo inicial, ya que registrará un déficit próximo al 1% del PIB en 2012 (cerca de 10.000 millones de euros). Pese a este desvío, ha insistido en que el sector público alcanzará "el objetivo de déficit programado para este año".

Sin embargo, esta afirmación contradice las últimas previsiones del Gobierno e incluso el dato previsto de descuadre fiscal comunicado a Bruselas recientemente. No en vano, Hacienda ya trabaja con un déficit mínimo del 7,3% del PIB en 2012. Efectivamente, a principios de octubre, cuando Montoro presentó los PGE de 2013 en el Congreso, ya avanzó que el año pasado el déficit aumentaría hasta el 9,4% -cifra que ha sido confirmada por Eurostat- y que este año se situaría en el 7,4% como consecuencia del rescate público de la banca.

Y así fue confirmado por el Gobierno en su último comunicado sobre ejecución presupuestaria enviado a Bruselas a finales del pasado septiembre. En concreto, Hacienda estima ahora que el sector público cerrará 2012 con un descuadre de 76.556 millones de euros, equivalente al 7,3% del PIB, un punto superior al objetivo comprometido.

Comunicado del Gobierno a Bruselas sobre el déficit

Sin embargo, Hacienda se escuda en que, si bien determinadas ayudas a la banca computan como déficit, éste no será tenido en cuenta por Bruselas para el procedimiento de déficit excesivo, por lo que no hará falta aplicar nuevas medidas de ajuste.

Nota de prensa difundida por Hacienda

Pero lo cierto es que, al menos hasta el momento, la Comisión Europea no se ha pronunciado al respecto. De hecho, dichas ayudas bancarias sí han sido contabilizadas como déficit por Eurostat y nada indica que cambie de postura con el desvío de 2012. Una cosa es que Bruselas no exija ajustes adicionales por el impacto del rescate bancario, y otra muy distinta que tal desvío no se contabilice como déficit. Es decir, el Gobierno ya admite que el déficit español se irá como mínimo al 7,3% del PIB frente al 6,3% previsto.

De ahí, que el Gobierno presione a la UE para revisar una vez más al alza el objetivo de déficit en 2012 y 2013, como ya aconteció tras la llegada al poder del PP. Por último, ese 7,3% de déficit podría ser incluso superior, ya que diversas fuentes gubernamentales han reconocido en las últimas semanas que el objetivo del 6,3% será sobrepasado, aunque no por mucho, sin contar las ayudas a la banca.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD