Menú

Un invento español revoluciona la siesta y cautiva a los extranjeros

Ostrich Pillow es una mezcla de almohada, cama y gorro, que te permite echar una siesta en cualquier lugar público.

17

En el trabajo, en el aeropuerto, en el metro, en el parque... Si este fin de semana usted se encuentra con alguien embuchado en una cabeza de calamar gigante no crea que se trata del último grito en disfraces de Halloween, ni de ninguna secta futurista, pero por favor, no intente comunicarse con él, guarde silencio y siga su camino porque... le puede despertar.

Sí, está durmiendo con un extraño buzo en la cabeza, puede parecer surrealista pero en el extranjero todo el mundo quiere uno. Se llama Ostrich Pillow (almohada-avestruz) y se podría definir como una mezcla de almohada, cama y prenda que te permite dormir pequeñas siestas en lugares públicos ya que proporciona un microambiente confortable para aislarte del exterior.

Sus creadores son Key Portilla Kawamura y Ali Ganjavian y aunque sus nombres suenen demasiado internacionales, ambos se han criado es España. Kawamura es español de origen hispano-japonés y Ganjavian iraní, los dos tienen 33 años, son arquitectos y en el año 2000 fundaron su primera empresa. Desde entonces, no han dejado de trabajar juntos y en Madrid.

La idea ha revolucionado las redes sociales y ha merecido la atención de publicaciones como The Telegraph, The Sun, Tech Crunch, y programas como Good Morning America. Pero el proyecto no ha llamado sólo la atención de los medios de comunicación, Ostrich Pillow se ha financiado a través de crowdfunding (financiación en masa) y ha conseguido más del doble del capital del que solicitó en un principio. En una entrevista a Libre Mercado, Ali Ganjavian analiza las claves de su éxito.

Pregunta (P): ¿Cómo surge la idea de crear Ostrich Pillow?

Respuesta (R): Por nuestra propia necesidad. Hoy en día pasamos la mayor parte de nuestro tiempo trabajando. Los horarios son muy largos y se hace totalmente necesario poder descansar unos minutos para refrescar nuestras capacidades. De hecho, se ha demostrado científicamente (estudio llevado a cabo por la NASA) que el hacer pequeños descansos durante el día aumenta la productividad un 30%.

Entonces, nos propusimos crear un espacio privado que proporcionase el aislamiento y confort suficientes para desconectar en un entorno público como el lugar de trabajo, la biblioteca, el aeropuerto o el tren, y así nació Ostrich Pillow.

P: ¿Qué se siente la primera vez que uno se pone la almohada-avestruz?

R: Sueño. Su interior es tan confortable y aísla tanto de lo que te rodea que, el solo ponértelo, invita a dormir.

P: ¿Cuál fue la cuantía inicial de financiación que os marcásteis y cuánto habéis conseguido al final?

R: El objetivo inicial fue conseguir 70.000 dólares (lo lanzamos en una plataforma americana) en el plazo de 30 días. Esta cantidad se superó en menos de una semana. Al final conseguimos más de 195.000 dólares, un 280% más de lo necesario.

P: ¿Por qué os decidísteis por el crowdfoundig como alternativa de financiación?

R: Las plataformas de crowdfunding no solo te permiten recaudar la cantidad necesaria para crear tu idea sino que a la vez dan a conocer el producto entre las personas interesadas en el diseño. Parece increíble que en todo el mundo existan miles de personas dispuestas a colaborar para que los proyectos salgan adelante. Este tipo de financiación te da libertad a la hora de crear, pues no te hace sentir atado o comprometido con una empresa o un banco.

P: ¿Qué recompensa obtendrán los inversores y cuánto cuesta el Ostrich Pillow?

R: Han sido 1.846 personas las que han participado (estadounidenses, japoneses, australianos...) y recibirán un Ostrich Pillow que cuesta 65€. Actualmente, está a la venta en la página web Studio Banana Things.

P: ¿Por qué creéis que la idea ha calado de la misma manera en todas las partes del mundo?

R: Ha triunfado por su funcionalidad. En un mundo global, las necesidades del ser humano son las mismas, en Madrid, en Londres, New York o Tokio. El descanso asociado no solo al bienestar sino también a la productividad es algo muy atractivo en cualquier parte del mundo.

P: ¿Hubo mucha gente que os dijo que era un proyecto absurdo?

R: Directamente nadie, pero seguramente alguno lo ha podido pensar. Lo absurdo es un concepto directamente asociado a la innovación. ¿No parecería absurda la primera persona que usó un paraguas o un teléfono móvil? Resulta absurdo todo aquello que se sale de la norma o la costumbre, pero para avanzar es necesario olvidar los prejuicios.

P: ¿Qué le dirías a todos aquéllos con un excesivo miedo al ridículo?

R: En España tenemos el refrán perfecto: "Ande yo caliente, ríase la gente". El satisfacer una necesidad como la del descanso en cualquier lugar es digno de admiración, no de risa.

P: ¿Habéis creado anteriormente otros productos con tanta repercusión como éste?

R: En nuestro estudio se crean constantemente productos que facilitan la vida cotidiana, como por ejemplo el Desksshell, Stickingsticks, Giraffe, ideados para permitir cierta intimidad en espacios públicos o compartidos. Aunque en los sitios donde se han presentado han sido muy bien acogidos, la repercusión mediática de Ostrich Pillow es difícil de superar. En un mes se han hecho eco las principales televisiones americanas y españolas y la prensa escrita internacional.

P: ¿Dónde se fabrica Ostrich Pillow?

R: Estamos aún cerrando negociaciones, pero probablemente en España. Estamos intentando por todos los medios que la producción se quede aquí.

Empresa: Studio Banana
Nombre: Key Portilla Kawamura y Ali Ganjavian
Sector: Diseño

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios