Menú

Iberia recuerda que pierde 1,7 millones de euros al día

Dieter Brandau ha entrevistado en EsNoticia al portavoz de la aerolínea española y al representante del sindicato.

0

International Airlines Group (IAG) ha anunciado este viernes un plan de reestructuración "para salvar Iberia" que incluye un recorte de plantilla en 4.500 personas, una reducción de la capacidad en un 15% y la suspensión de rutas no rentables, con el objetivo de mejorar sus resultados empresariales. Dieter Brandau ha entrevistado en EsNoticia al portavoz de la aerolínea española y al representante del sindicato para analizar la postura de ambos ante este nuevo plan.

Para el Jefe de la Sección Sindical de Sepla, Justo Peral, la valoración de la reestructuración de IAG es "muy negativa" porque es un plan "diseñado en Inglaterra que desmantela Iberia y que se ceba en especial con los pilotos". "No corrige ninguno de los errores de gestión que este equipo ha tenido desde que empezó la fusión, todo se centra en desmantelar Iberia y en cambio, en BA se invierte, comprando aviones, se contrata y se mejora la calidad", ha explicado. Justo Peral también ha destacado que "llama la atención que se diga que no hay dinero cuando al mismo tiempo se invierte en una empresa como Vueling o como Iberia Express",

Preguntado por la posibilidad de alcanzar un acuerdo con la compañía, el representante del Sepla ha dicho que "nosotros le hemos explicado a la aerolínea en que contexto estaríamos dispuestos a negociar, que era en el de recuperar la producción, y hasta hoy la empresa no nos había dicho nada. De hecho, hoy nos hemos enterado de su plan por la prensa".

Peral ha descartado la posibilidad de convocar una huelga, ya que "estamos pendientes de un laudo del que depende si se le vuelve a dar legalidad a Iberia Express y mientras estemos pendientes de este arbitraje no podemos hacer huelgas".

La postura de Iberia

Por otro lado, el portavoz de Iberia, Luis Díaz Güell, ha rechazado la idea de que se esté britanizando Iberia. "Son dos compañías totalmente separadas, unidas solo por su pertenencia a IAG. El holding es una empresa española, con sede social en España, con un consejo de administración presidido por un español, por consejeros españoles y esa empresa es la que ha dado el visto bueno a ese plan".

Díaz Güell ha asegurado que "todo eso son cortinas de humo para tratar los problemas de Iberia: que está perdiendo 1,7 millones de euros cada día, que en los últimos cuatro años ha perdido 1.000 millones, que tiene una competencia en el medio radio donde sus pilotos cobran un 50% menos que el resto y que en el largo tiene los costes de sus competidores también son menores". "Iberia o toma medidas drásticas o no tendrá futuro, tal y como la conocemos", ha explicado el portavoz de la aerolínea.

Sobre la teoría de los sindicatos que aseguran que antes de la fusión la que tenía los problemas era BA y que después de la fusión la política de Iberia es de recortes, Díaz Güell ha asegurado que "British puede crecer porque gana dinero e Iberia no puede crecer porque no gana dinero. British en los últimos 10 años ha pasado de casi 60.000 trabajadores a 35.000 trabajadores, como lo han hecho otras compañías en Europa."

Preguntado por Dieter Brandau sobre si para que BA gane dinero lo tiene que pagar Iberia, el portavoz ha respondido que "no tiene nada que ver, BA tiene unos mercados menos afectados por la crisis (como son Londres y Nueva York ) y nosotros tenemos otros mercados menos ricos en ingresos y que están sufriendo la crisis".

Sobre el temor a otras posible huelgas, Díaz Güell ha declarado que "cuando la empresa dice que está dispuesta a negociar entiendo que la función de los representantes sindicales es negociar. Si alguien decide levantarse de la mesa y acudir a una huelga, tendrán que hacer frente a sus responsabilidades y responder ante la opinión pública, ante sus afiliados y ante sus trabajadores", ha concluido.

Báñez pide "sensibilidad" a Iberia

Por su parte, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha pedido a Iberia y a los sindicatos que usen con "sensibilidad" la reforma laboral del Gobierno para evitar los despidos que ha planteado la compañía. En rueda de prensa en Sevilla, la ministra ha insistido en que el "corazón" de la reforma laboral es la flexibilidad, que permite buscar caminos antes que despedir, y ha subrayado que "el despido debe ser el último recurso".

Ha puesto como ejemplo de flexibilidad a otras empresas que han presentado expedientes de regulación de empleo temporal basados en la reducción de jornada y la suspensión de contratos para evitar la extinción de la relación laboral.

La empresa no ha tardado en responder en boca de su consejero delegado, Rafael Sánchez-Lozano, que le ha indicado a la ministra que la aerolínea tiene "sensibilidad y flexibilidad". En concreto, afirmó: "Nosotros tenemos sensibilidad y flexibilidad para aplicar el plan, pero sobre todo lo que tenemos es que buscar una solución que haga la compañía viable, que tenga futuro, y eso es lo que estamos persiguiendo en este momento".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD