Menú

Díaz Ferrán, detenido por alzamiento de bienes y blanqueo de dinero

El actual dueño de Nueva Rumasa y del grupo turístico Viajes Marsans, Ángel de Cabo, también ha sido detenido.

68
El actual dueño de Nueva Rumasa y del grupo turístico Viajes Marsans, Ángel de Cabo, también ha sido detenido.
Díaz Ferrán, en su etapa de presidente de la CEOE | Archivo

El expresidente de la CEOE y expropietario de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, ha sido detenido este lunes en Madrid por los delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de dinero e insolvencia punible a raíz de una querella interpuesta por un grupo hotelero contra el mismo. Hasta el momento se han producido nueve detenciones, entra las que se encuentra Ángel de Cabo, actual presidente del grupo turístico Viajes Marsans, e Iván Losada, consejero delegado de Nueva Rumasa y considerado como la mano derecha de Cabo. 

La Policía ha emitido un comunicado en el que informa las identidades de los detenidos. El resto de nombres facilitados son los de Susana Mora Carou, quien actuaba como secretaria de Losada según fuentes de la investigación, su cuñado Teodoro Garrido Ortiz , que actuaba como testaferroy los también testaferros Rafael Tormo Aguilar, Antonio García Escribano, Carmelo José Estéllez Giménez y José Enrique Pardo Manrique.

Según fuentes consultadas por Libertad Digital se han producido nueve registros en distintos domicilios particulares y sociales en varios puntos de España. Entre los lugares registrados se encuentra el domicilio de Díaz Ferrán en Madrid, un chalet ubicado en el número 15 de la calle Juan Belmonte, en el barrio de Canillejas. Allí los agentes han encontrado un kilo de oro, 150.000 euros en metálico y han decomisado varios vehículos de alta gama.

En el domicilio de Cabo, un chalet situado en la lujosa urbanización Los Bosques de Chiva, en Valencia, la Policía ha encontrado 400.000 euros en efectivo, mientras que en el domicilio de su secretaria, Susana Mora, la cantidad localizada ha superado el millón de euros en metálico, según fuentes de la investigación consultadas por Europa Press.

La denominada Operación Crucero está siendo dirigida por la Policía con el conocimiento del juez Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, y el fiscal Daniel Campos. Las detenciones, precisan, son policiales con conocimiento del juez por lo que los detenidos pasarán a disposición judicial en los próximos días. 

El arresto, llevado a cabo en su domicilio de Madrid, está relacionado, según las fuentes consultadas, con la investigación iniciada a partir de la querella presentada por AC Hoteles, Meliá, Pullmantur y el grupo Orizonia contra los antiguos propietarios de la agencia de viajes Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y el fallecido Gonzalo Pascual, su nuevo dueño, Ángel de Cabo, también detenido, y la empresa Possibilitum, por la comisión de delitos de alzamiento de bienes y ocultación apresurada de sus bienes personales.

El pasado julio la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó al juez Velasco asumir esta causa. La Audiencia resolvía de este modo el conflicto de competencia que había planteado el propio juez, que consideraba que la causa debía recaer en otro Juzgado, el número 1, del que es titular el juez Santiago Pedraz y que ya investiga a Marsans, en este caso por la apropiación indebida de los depósitos realizados por los clientes de la agencia para la reserva de viajes.

Las compañías hoteleras denunciaron a los tres empresarios al considerar que estaban ocultando a los acreedores de Marsans bienes de la agencia de viajes y personales para evitar así hacer efectiva la deuda contraída con ellas, que asciende a 45 millones de euros.

10.000 acreedores

En el auto de la Sección Segunda, al que ha tuvo acceso Europa Press, los magistrados Ángel Hurtado, Julio de Diego y Enrique López reproducían el informe de la Fiscalía Anticorrupción sobre esta causa en el que se desvelaba que "un número de acreedores superior a 10.000" habrían resultado perjudicados por la falta de pago de Marsans, que declaró concurso de acreedores en el año 2010.

La Fiscalía también defendía que debía ser el juez Velasco el que asumiera la instrucción al considerar que la unión de esta investigación con la ya iniciada "podría perjudicar" el esclarecimiento de las conductas de los denunciados. La Sección Segunda dio la razón al Ministerio Público y aseguró que "los hechos deben de seguir siendo investigados por cada uno de los Juzgados que conocen de los mismos en este momento".

Díaz Ferrán está además incurso en varias causas judiciales entre otras por un crédito de 26 millones de euros que le concedió Caja Madrid y por la quiebra de Marsans. Tenía pendiente una citación judicial este miércoles para declarar por la primera de estas causas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios