Menú

Rajoy y Monti piden detalles de un fondo que beneficiaría a España

Exponen ante Angela Merkel la necesidad de sacar adelante un fondo anticrisis.

El plan para refundar el euro con el que los mandatarios inicialmente pretendían refundar la unión monetaria y barrer la crisis del mapa ha ido perdiendo fuelle con los meses, perdiendo por el camino. Por eso, no sorprendió que en la noche del jueves, durante el debate de los líderes, Alemania diera muestras de querer llevarse por delante otro retazo del ambicioso plan.

En esta ocasión, es el fondo anticrisis el que peligra, uno de los instrumentos que más beneficiarían a España si, como se preveía en un primer momento, el presupuesto específico de la zona euro pudiera pagar el paro de los países más azotados por la crisis.

El presidente Mariano Rajoy y el primer ministro italiano Mario Monti, su socio y aliado en el ajedrez europeo, recogieron el testigo de Barroso, que por la mañana abroncaba a los líderes por su falta de ambición y por “haber perdido el sentido de urgencia”, al pedir una mayor agilidad a sus colegas. Además, Rajoy dejó claro su “enorme interés” en que el instrumento, cuya creación está prevista –apenas recomendada- para mediados de 2014 en la inconcreta “hoja de ruta” europea, finalmente se ponga en pie. 

Mientras que Holanda y Finlandia se cierran a pagar de su bolsillo los desmanes del Sur, Alemania, en principio, no se opone a la creación de este fondo anticrisis, aunque sea menguado, pero pretende echar el freno de aquí a las elecciones alemanas del próximo otoño. De hecho, en Bruselas fuentes europeas bromean con que la UE estará “de lo más aburrida” en los próximos meses, por el interés de la canciller Merkel por no adoptar ninguna decisión que pueda irritar a sus contribuyentes.

Temas