Menú

Depardieu abonó un total de 175 millones de euros al Fisco francés

El actor lleva varios días acaparando los titulares de los periódicos franceses.

0
El actor lleva varios días acaparando los titulares de los periódicos franceses.

Gerard Depardieu lleva varios días acaparando titulares en los medios de comunicación franceses. Desde que la pasada semana anunciase que huía de la política impositiva de François Hollande y se mudaba a Bélgica, le han llovido las críticas. Este domingo, indignado por el tono de alguna de ellas, envió una carta abierta a Le Journal du Dimanche dirigida al primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault.

El primer ministro arremetió contra los exiliados fiscales que buscan "hacerse aún más ricos" refiriéndose al protagonista de Cyrano de Bergerac. Pero Ayrault no ha sido el único al que se le ha oído criticar a Depardieu. "Deserta del campo de batalla en plena guerra contra la crisis", declaró Aurélie Filippetti, ministra de Cultura gala.

El otrora benefactor del Partido Comunista Francés (PCF) asegura que siempre ha pagado sus impuestos, "cualquiera que fuese el tipo, bajo todos los gobiernos habidos. En ningún momento he fracasado en mis funciones. Les dejo porque usted considera que el éxito, la creatividad y el talento deben ser sancionados".

El actor, de 63 años, dice haber pagado a la Hacienda francesa "175 millones de euros en 45 años", lo que justifica su enfado con el Gobierno galo. "Me fui después de pagar en el año 2012 el 85% de impuestos sobre mis ingresos. Pero conservo el espíritu de aquella Francia que era bella y espero que así siga", asegura. Además, Depardieu ha renunciado a su pasaporte y a su tarjeta de la Seguridad Social, que asegura no haber utilizado en su vida.

"Nunca he matado a nadie. No creo que me lo merezca, he pagado 175 millones de euros en impuestos en 45 años. He dado trabajo a 80 personas que trabajan en empresas que he creado para ellos y que son dirigidas por ellos. Yo no escribo para quejarme o para alardear, pero me niego a que me llamen patético", dice el actor en la carta dirigida al primer ministro. Depardieu es propietario de restaurantes y de viñedos en Francia, España y Argentina.

El mítico actor también arremete contra la Justicia francesa. "Me parece lamentable lo implacable de la Justicia contra mi hijo Guillaume. Le han condenado, siendo un crío, a 3 años de prisión por 2 gramos de heroína cuando tantos otros se escaparon de la cárcel por delitos mucho más graves". "A pesar de mis excesos, de mi apetito y mi amor por la vida, yo soy un ser libre, señor, y quiero seguir siendo educado", concluye.

Cada vez más franceses se van a Bélgica

Gerard Depardieu se radicó recientemente en la localidad belga de Estaimpuis, que pertenece a la comuna de Néchin, donde un 27% de la población son ricos expatriados. El pueblo está situado a tan sólo un kilómetro de la frontera con Francia. Pero el orondo actor no ha sido el único que se ha marchado por los abusos fiscales del gobierno socialista de Hollande.

El ministro belga de exteriores, Didier Reynders, informó este lunes que el número de ciudadanos franceses que solicita la nacionalidad belga ha aumentado entre un 15 y un 20% en los últimos meses. Reynders criticó que Bélgica haya sido tratada por el Gobierno francés como "el chivo expiatorio" por el "exilio fiscal" del actor galo Gerard Depardieu, y señaló que casos de este tipo "no son responsabilidad" del Gobierno belga.

Los famosos franceses huyen

El protagonista de Asterix y Obelix ha sido el último famoso rico en huir de Francia. Pero antes de Gerard Depardieu otros franceses han dado la espalda a su patria por razones impositivas. Un caso que causó mucho revuelo fue el de Bernard Arnault, el hombre más rico de Francia, que solicitó el pasado mes la nacionalidad belga. El cantante Charles Aznavour durante décadas también fue residente suizo. Recientemente, el escritor Paul-Loup Sulitzer anunció su intención de trasladarse a Bruselas.

Otro sector que está huyendo de Francia es el bancario. Hollande, durante la campaña a las elecciones presidenciales, declaró en varias ocasiones las finanzas como su principal enemigo. "Mi verdadero adversario no tiene nombre, ni rostro, ni partido. No presentará nunca su candidatura y, sin embargo, nos gobierna. Es el mundo de las finanzas", llegó a pronunciar en uno de sus discursos antes de proclamarse presidente.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD