Menú

El tamaño del 'banco malo' rondará los 55.000 millones de euros

Ése será el volumen de activos que recibirá de las entidades nacionalizadas y de las que necesitan ayudas públicas.

0

El tamaño final del banco malo rondará los 55.000 millones de euros porque ese será el volumen de activos que recibirá de las entidades nacionalizadas y de las que necesitan ayudas públicas, según ha anunciado este martes el ministro de Economía, Luis de Guindos. Esta cifra está ligeramente por debajo de los 60.000 millones que el director general del FROB, Antonio Carrascosa, aventuró en un principio que podría llegar a tener el "banco malo", de los que 45.000 millones corresponderían a Bankia, CatalunyaBanc, Novagalicia y Banco de Valencia.

En su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha rebajado la cifra al entorno de los 55.000 millones, cuando se haya completado a finales de febrero el traspaso de los activos problemáticos de las entidades del grupo 2, entre las que se encuentran BMN, España-Duero, Caja 3 y Liberbank.

Por el lado del pasivo, ha añadido, el banco malo, la Sareb, contará con unos fondos propios estimados del orden de 5.000 millones como máximo, que suponen alrededor de un 8 % del volumen total de activos a gestionar. Estos, a su vez, están compuestos por un 25 % de capital y el resto, deuda subordinada, que será emitida "en las próximas semanas", ha dicho el ministro. El resto del pasivo serán bonos garantizados por el Tesoro, que serán utilizados para pagar los activos a las entidades que los transfieran y que a su vez podrán utilizarlos descontándolos ante el BCE.

En lo relativo a la composición del capital, el sector público tendrá una participación inferior al 50 %, siendo el resto inversores privados, principalmente entidades de crédito, compañías de seguros y otros inversores. El pasado 28 de noviembre, ha recordado, se constituyó la sociedad promotora de la Sareb como sociedad anónima y el pasado jueves 13 tuvo lugar la primera ampliación de capital en la que entraron los principales socios privados -Santander, CaixaBank, Popular, Sabadell y Kutxabank-.

Ayer lunes tuvo lugar una segunda ampliación de capital para dar entrada a varias entidades de crédito nacional y extranjero y a un grupo de aseguradoras privadas. De ese modo y tras la emisión de deuda subordinada, a finales de mes, el "banco malo" dispondrá de los fondos propios necesarios para comprar los activos de la banca nacionalizada.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD