Menú

Los empresarios catalanes lanzan duras críticas contra Artur Mas... en privado

La consulta soberanista, el miedo a las deslocalizaciones, la caída de ventas y las subidas de impuestos son los asuntos que más preocupan.

Libre Mercado
33
La consulta soberanista, el miedo a las deslocalizaciones, la caída de ventas y las subidas de impuestos son los asuntos que más preocupan.

Aunque son pocos son los que se atreven a mostrar públicamente su disconformidad con el nuevo programa político y económico que planea Mas para Cataluña, en los círculos empresariales catalanes aumenta la preocupación.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, ha sido uno de los primeros en declararse abiertamente contrario a la lista de impuestos que pondrá en marcha la Generalidad para este año. Valls pedía el pasado diciembre prudencia ante la posible recuperación del Impuesto de Sucesiones, una subida del Impuesto del Patrimonio, nuevas tasas a las centrales nucleares, grandes superficies y transacciones bancarias.

"Quiero hacer un llamamiento a los partidos políticos. Desde la Cámara nos posicionamos en contra del incremento o la creación de nuevos impuestos en Cataluña porque ello incrementaría la presión fiscal y aumentaría el diferencial que existe con otras comunidades", según sostuvo en rueda de prensa el pasado lunes. El presidente de la Cámara insistía en que la presión fiscal de Cataluña es entre uno y dos puntos superior a la media española y hacía hincapié en que es la cuarta comunidad con la fiscalidad más elevada de España, por detrás de Baleares, Castilla La-Mancha y Murcia, sin tener en cuenta el euro por receta y la tasa turística.

La aventura independentista de CiU y ERC también ha sido objeto de las quejas de los empresarios catalanes. En la reunión de la patronal catalana, Foment del Treball, del pasado lunes los asistentes advertían sobre la caída de ventas de sus productos fuera de Cataluña en el periodo navideño

Según informa el diario el Economista, Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana han sido las CCAA donde más han notado el impacto de la caída de las ventas en Cataluña. Esta situación la están sufriendo también los dos grandes bancos catalanes, Caixabank y Sabadell. En concreto, La Caixa ha informado a la Generalidad que limitará a sólo 8.000 millones de euros los créditos para todo el sector público catalán frente a los 14.378 millones del pasado semestre.

El miedo a las deslocalizaciones y las profundas subidas de impuestos fueron otro de los temas que se trataron en la reunión. Dirigentes de Foment apuntaban también que el sentimiento general entre el empresariado catalán es de "profunda preocupación por el futuro de la sociedad catalana". Los temores de los empresarios podrían hacerse públicos en la próxima cumbre que la patronal catalana ha programado para el 14 de febrero.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios