Menú

Detroit, la capital del motor, a un paso de ser intervenida

Afectada por las continuas crisis de la industria del motor, con las bancarrotas de General Motors y Chrysler.

Afectada por las continuas crisis de la industria del motor, con las bancarrotas de General Motors y Chrysler.
Sede de General Motors en Detroit | Cordon Press

Un grupo de interventores creado por el estado de Michigan (noreste de EEUU) han recomendado este miércoles declarar en "emergencia financiera" a Detroit, capital del motor estadounidense, por la deuda a la que se enfrenta.

Las conclusiones presentadas al gobernador de Michigan, Rick Snyder, ponen a la ciudad a un paso de ser intervenida para reestructurar una falta de liquidez que superará los 100 millones de dólares a finales de junio si no se ejecutan fuertes recortes. El encargado de presentar las conclusiones, el tesorero del estado, Andy Dillon, dijo que desde 2005 la ciudad "ha estado sistemáticamente enmascarando su déficit con préstamos a largo plazo", y que se enfrenta a más de 14.000 millones de dólares en pago de obligaciones en los próximos años.

El alcalde de Detroit, Dave Bing, indicó al diario Detroit News que las conclusiones presentadas no son una sorpresa. La nefasta situación financiera de la ciudad es una manifestación de la despoblación que ha sufrido esta ciudad industrial, que lleva décadas en crisis permanente. La caída de la competitividad de la manufactura estadounidense llevó a la población de Detroit a caer en un 25% de 2000 a 2010, hasta los 713.000 habitantes, por debajo de la base de 750.000 de contribuyentes con las que se realizaban proyecciones de ingreso.

Detroit ha perdido alrededor de un 60% de su población desde la década de los 50, cuando contaba con más de 1,8 millones de habitantes. Además, se ha visto afectada por las continuas crisis de la industria del motor, que recibió una estocada casi de muerte en 2009 con las bancarrotas de General Motors y Chrysler, una crisis que también afectó a Ford y a toda la industria auxiliar.

En los 90, la alcaldía de Detroit consiguió mejorar sus cuentas con la llegada de casinos, desarrollo inmobiliario y nuevos estadios de fútbol americano y béisbol. No obstante, durante la gestión entre 2002 y 2008 del alcalde Kwame Kilpatrick, plagada de acusaciones de corrupción y escándalos que le llevaron a prisión, Detroit se acercó aún más a la suspensión de pagos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad