Menú

Venezuela, un 'paraíso' de corrupción, violencia y autoritarismo

El paraíso chavista lidera los índices de corrupción, homicidios e inseguridad jurídica. Además, funciona como una dictadura de facto.

92
El paraíso chavista lidera los índices de corrupción, homicidios e inseguridad jurídica. Además, funciona como una dictadura de facto.
Hugo Chávez | Archivo

La Venezuela de Hugo Chávez no sólo se caracteriza por su escaso desarrollo y marcadas deficiencias económicas sino que, además, presenta problemas adicionales de gran calado. No en vano, según los indicadores internacionales, el régimen chavista es uno de los más corruptos del mundo, presenta un elevado grado de inseguridad jurídica, un marcado autoritarismo y, por su fuera poco, es uno de los países más violentos del planeta.

Corrupción

Venezuela lleva años liderando el ranking mundial de corrupción política, según el índice que elabora Transparencia Internacional. En concreto, se situó en el puesto 165 del mundo en 2012, con apenas 19 puntos, a la altura de países como Haití, Irak, Sudán, Afganistán o Corea del Norte.

Este indicador refleja el grado de corrupción que existe en el sector público según la percepción de empresarios y analistas del país, entre 100 (percepción de ausencia de corrupción) y 0 (percepción de muy corrupto).

Inseguridad jurídica

Además, el Estado de Derecho brilla por su ausencia. No en vano, Venezuela se ubica en el puesto 128 de 130 países en cuanto a la violación de derechos de propiedad privada, tan sólo superado por Libia y Yemen, según el Observatorio de los Derechos de Propiedad.

La mayoría de atentados acontecidos entre 2005 y 2012 afectaron a pequeños y medianos propietarios. En concreto, el régimen chavista efectuó un total de 3.355 actos contra la propiedad entre 2005 y 2011: 915 en industrias y comercio; 1.911 en tierras (70% en minifundios) y 529 en invasiones a la propiedad. La mayoría de las expropiaciones se destinó a la construcción de viviendas sociales, con la particularidad de que el Estado mantiene la titularidad de la casa.

El Observatorio de Derechos de la Propiedad, ligado al Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice), también viene denunciando desde hace tiempo la escasez de productos de primera necesidad en Venezuela así como el fuerte declive de la industria nacional.

Prácticas dictatoriales

Todo lo anterior se entiende claramente al observar la forma de gobernar del chavismo durante sus 14 años en el poder, tal y como acaba de analizar Human Rights Watch en su informe Venezuela: El legado autoritario de Chávez. Entre otros aspectos, la organización denuncia lo siguiente:

  • La presidencia de Hugo Chávez (1999-2013) estuvo marcada por una alarmante concentración de poder e indiferencia absoluta por las garantías básicas de derechos humanos.
  • Tomaron el control del Tribunal Supremo de Justicia y debilitaron la capacidad de periodistas, defensores de derechos humanos y otros venezolanos de ejercer sus derechos fundamentales.
  • Al inicio de su segunda presidencia, la concentración de poder y la erosión de garantías de derechos humanos permitieron que el gobierno gozara de plena discrecionalidad para intimidar, censurar y perseguir judicialmente a venezolanos que criticaban al presidente o se oponían a su agenda política.
  • El Tribunal Supremo, ahora integrado abrumadoramente por miembros leales al gobierno, ha dejado de actuar como controlador del poder Ejecutivo. Sus magistrados han rechazado abiertamente el principio de separación de poderes y han expresado su compromiso con la promoción de la agenda política de Chávez. Este compromiso se ha reflejado en las sentencias dictadas por el tribunal, que han avalado una y otra vez la indiferencia del gobierno frente a los derechos humanos.
  • El gobierno incrementó radicalmente su capacidad de controlar el contenido de los medios de radio, televisión y prensa del país. Chávez amenazó reiteradamente con quitar licencias a los canales privados críticos con el chavismo.
  • Chávez manifestó su repudio al sistema interamericano de protección de los derechos humanos; Venezuela votó consistentemente en contra de las resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas que condenaban las prácticas abusivas de Corea del Norte, Myanmar, Irán y Siria.
  • El principal aliado de Venezuela durante la presidencia de Chávez fue Cuba, el único país de América Latina donde se reprimen sistemáticamente casi todas las formas de disenso político.

Y violencia extrema

Por último, Venezuela se caracteriza por su elevada tasa de criminalidad y, sobre todo, de homicidios. Es uno de los países más violentos del mundo. El número total de homicidios se ha disparado un 330% desde 1998. Hoy por hoy, registra una tasa de 56 asesinatos por cada 100.000 habitantes, la segunda más alta del mundo después de Honduras. En 2012 fueron asesinados un promedio de 44 venezolanos por día.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios