Menú

El déficit comercial no es malo

La aseveración de que una brecha comercial más estrecha impulsa el crecimiento es fácil de rebatir.

Fundación Heritage
0

Ya se han publicado las últimas cifras sobre el déficit comercial de Estados Unidos y, como siempre, la mayoría de las informaciones al respecto no explican adecuadamente lo que significan esos números.

Considere la siguiente afirmación, ampliamente difundida:

Una brecha comercial más estrecha impulsa el crecimiento, ya que significa que las empresas de Estados Unidos están ganando más dinero por sus ventas en el exterior, al mismo tiempo que los consumidores y empresas de Estados Unidos estás gastando menos en productos extranjeros.

La aseveración de que una brecha comercial más estrecha impulsa el crecimiento es fácil de rebatir. En años recientes, nuestra economía ha tenido un mejor desempeño con una brecha comercial ancha que con una estrecha. Los cálculos de la Fundación Heritage basados en datos de la Oficina de Análisis Económicos (BEA) muestran que en 2008 el déficit comercial descendió un 24%. Según la teoría de que los déficits comerciales son "un lastre para la economía", nuestra economía debería haber despegado. Pero en realidad el PIB se contrajo un 3,1%.

Por el contrario, en 2009 el déficit comercial (medido en dólares ajustados a la inflación) se incrementó en un 18%. Si el déficit comercial es un lastre para el crecimiento económico, entonces nuestra economía debería haber decrecido aún más. Pero aunque la economía siguió teniendo un mal desempeño, el PIB aumentó un 2,4%.

En los últimos diez años, siempre que aumentó el déficit comercial, también aumentó el PIB, un promedio del 2,7%. Pero cuando el déficit comercial disminuyó, el PIB no se disparó, de hecho creció por término medio menos de un 0,1%.

Para ser justos, hay que decir que muchos periodistas se fían de expertos económicos que afirman que los déficits comerciales son malos para la economía. Debido a la forma de calcular el PIB, las exportaciones suman y las importaciones restan, lo que causa cierta confusión. Pero incluso así el PIB crece con déficit comercial. Una economía fuerte (con una alta productividad, grandes ingresos individuales, etcétera) incrementa tanto el PIB como nuestra demanda de importaciones, mientras que una economía débil perjudica a ambos.

El Índice 2013 de Libertad Económica, elaborado por la Fundación Heritage y el Wall Street Journal, muestra que los países con menos barreras comerciales son mucho más prósperos que aquellos que restringen las importaciones. Ese es el tipo de noticias que deberían contar los periodistas cuando escriben sobre el impacto del comercio en la economía.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation