Menú

Iberdrola mantiene su beneficio e invertirá 12.300 millones en 3 años

El grupo seguirá su política de dividendo flexible y acometerá una reducción de capital del 2,4% mediante autocartera y recompra de acciones propias.

lm/Agencias
0

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha destacado este viernes ante los accionistas de la eléctrica que la firma ha mantenido sus resultados y el dividendo desde hace cinco años a pesar de la crisis y afronta el futuro con optimismo, con unas inversiones previstas de 12.300 millones en tres años.

El presidente de Iberdrola ha iniciado con su discurso la Junta General de Accionistas de la firma, que se celebra en Bilbao, en el que ha opinado que la economía española empieza a dar ya signos de recuperación, como en la balanza comercial. En España, ha opinado Galán, las reformas económicas y las que se van a realizar potenciarán el crecimiento sostenible a largo plazo, "y esperamos que tengan un impacto positivo sobre el empleo a partir de la segunda mitad del 2014".

Además, ha elogiado la regulación del sector eléctrico, que a su juicio, da "una probabilidad razonable de resolver el problema estructural del déficit de tarifa", es decir, la diferencia entre los costes regulados y los ingresos procedentes de las tarifas reguladas. Galán ha dicho que a pesar de que las nuevas medidas tienen para Iberdrola un impacto de más de 100 millones de euros en su negocio eólico, constituyen un avance hacia la definición de un sistema de remuneración que proporcione una rentabilidad similar para todas las actividades reguladas.

Precisamente la estabilidad en la regulación ha sido el elemento que ha destacado Galán de otros países en los que está Iberdrola, como Reino Unido y Estados Unidos.

Los resultados

El presidente ha repasado los resultados del grupo, ya conocidos, que obtuvo el año pasado un beneficio neto de 2.840,7 millones de euros, un 1,3 % más que en el ejercicio anterior. Este comportamiento se debe a la buena evolución de los negocios internacionales -que ya representan un 70 % del total-, cuyo beneficio neto ha mejorado un 35 % hasta alcanzar los 1.979 millones de euros.

Iberdrola también ha reforzado su solidez financiera y ha reducido la deuda en 1.400 millones de euros, y la liquidez ha superado los 12.000 millones, suficiente según la firma para cubrir las necesidades financieras de más de tres años. Los retos hasta 2014 son mantener los resultados y el dividendo y reducir la deuda en 6.000 millones de euros.

En este periodo, la compañía busca consolidar su fortaleza financiera mediante unas inversiones de 12.300 millones -que estarán enfocadas, sobre todo, a los negocios de redes y renovables-, y la realización de desinversiones -2.000 millones- en activos y países no estratégicos.

Galán ha anunciado que Iberdrola seguirá su política de dividendo flexible: habrá una remuneración de 0,305 euros por acción, de los que 0,143 se pagaron en enero, y 0,157 en julio, de los que 0,03 serán en efectivo y 0,127 en un nuevo programa de dividendo flexible.

Esta política se acompañará de una reducción de capital del 2,4 por ciento, que se llevará a cabo mediante las acciones existentes en autocartera representativas del 1,4 por ciento del capital y la recompra de acciones propias hasta un máximo del 1 por ciento. Esta propuesta, según Galán, permitirá a los accionistas conseguir una rentabilidad neta de la acción de Iberdrola superior al 8 por ciento. El objetivo, ha concluido Galán, es seguir en los próximos años por "esta senda de estabilidad, consolidar la fortaleza financiera de la firma y mantener los resultados y la política de dividendos".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation