Menú

La troika y Rusia rechazan el plan B de Chipre para evitar la quiebra

El Parlamento chipriota sigue negociando para tratar de aprobar este viernes un plan alternativo al que exige la troika.

La troika ha rechazado el nuevo plan del Gobierno de Chipre para tratar de evitar la quiebra del país. Entre otras medidas, contempla una profunda reestructuración de su sistema financiero, la creación de un Fondo de rescate bancario con activos públicos (bienes de la Iglesia, fondos de pensiones, reservas de gas, inmuebles...) y el establecimiento de estrictos controles de capital para evitar la fuga de depósitos.

Sin embargo, las autoridades comunitarias no han dado su visto bueno. Según las últimas informaciones, la UE rechaza la creación del denominado Fondo de Solidaridad para salvar entidades insolventes e insiste en la necesidad de imponer fuertes quitas a los depósitos de más de 100.000 euros. "Se discutió la posibilidad de volver al plan original de aplicar quitas a los depósitos, pero hay objeciones por parte del Banco Central de Chipre,", según fuentes próximas a las negociaciones.

Tras el no inicial de la troika lanzado esta mañana, los políticos chipriotas y las autoridades comunitarias siguen negociando a contrarreloj para tratar de alcanzar un acuerdo y configurar un plan de rescate que pueda ser aprobado este viernes por el Parlamento de Chipre. La troika exige que Chipre aporte 5.800 millones de euros para otorgarle un préstamo de 10.000 millones. El Banco Central Europeo (BCE) ya advirtió al país de que cortará la financiación a su banca a partir del lunes, lo cual podría provocar su salida del euro.

En Nicosia continúan las largas colas para sacar dinero de los cajeros automáticos. Un funcionario chipriota resumió la situación de la siguiente forma: "Estamos esperando a un Mesías que venga a salvarnos y, por supuesto, no hay ninguno".

Alemania avisa

Mientras, la canciller alemana, Angela Merkel, ha expresado este viernes su deseo de que Chipre continúe formando parte de la zona euro, aunque ha subrayado que el pequeño país mediterráneo debe darse cuenta de que "su modelo de negocio está muerto", según indicaron fuentes parlamentarias.

En este sentido, las mismas fuentes indicaron que la canciller germana considera inaceptable la posibilidad de que el Gobierno chipriota opte por nacionalizar los fondos de pensiones. En una entrevista publicada este viernes por el diario griego Ta Nea, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, también se ha mostrado partidario de que Chipre permanezca dentro de la zona euro, aunque deberá "asumir sus responsabilidades".

Rusia no ayudará a Chipre

Por su parte, el ministro chipriota de Finanzas, Michalis Sarris, ha abandonado este viernes Moscú con las manos vacías tras dos días de negociaciones después del desinterés ruso en tomar parte en las propuestas presentadas por Chipre como alternativa al rescate de la troika.

Así, el ministro de Finanzas de Rusia, Antón Siluánov, anunció el final de las conversaciones entre Moscú y Nicosia debido a la falta de interés en las propuestas presentadas por parte de los inversores rusos. "Las negociaciones han concluido", anunció Siluánov, quien explicó que su homólogo chipriota ofreció a los inversores rusos la opción de participar en una empresa pública de nueva creación a la que serían transferidos los activos de los yacimientos de gas de la isla. "Nuestros inversores han estudiado la propuesta y no han mostrado interés", explicó el ministro en declaraciones recogidas por la agencia Ria Novosti.

Además, según Siluánov, el país mediterráneo propuso la entrada de inversores rusos en sus bancos, aunque esta oferta tampoco suscitó interés a ninguna institución financiera privada de Rusia. Por otro lado, el ministro ruso descartó también la posibilidad de que el Gobierno ruso conceda un crédito a Chipre, ya que la Unión Europea tiene fijado un valor máximo de endeudamiento que no se debe exceder, y conceder un crédito implicaría rebasar este límite.

Temas

En Libre Mercado