Menú

Chipre deberá acostumbrarse al 'corralito' dentro del euro

Los expertos avanzan que los límites a los depósitos y al movimiento de capitales se extenderán durante meses para evitar un pánico bancario.

0
Los expertos avanzan que los límites a los depósitos y al movimiento de capitales se extenderán durante meses para evitar un pánico bancario.
Colas en los cajeros de Chipre | Archivo

El plan de rescate acordado en la madrugada del lunes entre el Gobierno de Chipre y la troika -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- se sustenta sobre tres ejes básicos: la imposición de quitas a los acreedores de los dos grandes bancos chipriotas, tanto tenedores de bonos como grandes depositantes (con cuentas por encima de 100.000 euros); una drástica reestructuración de su sistema financiero para reducir su tamaño a la mitad en 2018; y la aplicación de estrictos controles de capital durante un período indeterminado para evitar una fuga masiva de capitales.

Este último punto, conocido comúnmente como corralito bancario, fue aprobado por el Parlamento chipriota la semana pasada. El texto de esta nueva norma, de carácter excepcional, incluye diversas restricciones para la retirada de depósitos y cuentas corrientes, así como para la realización de transferencias bancarias y la libre circulación de capitales tanto dentro como hacia fuera de Chipre, tal y como avanzó Libre Mercado. Es decir, el Gobierno chipriota podrá imponer todo tipo de límites a al movimiento de dinero en el sector financiero con el fin de evitar una retirada masiva de depósitos (pánico bancario)

El corralito chipriota se decretó oficialmente durante el fin de semana del 16 y 17 de marzo, cuando Nicosia ordenó la congelación de las transferencias bancarias y anunció el cierre temporal de los bancos. El cierre de las entidades, también conocido como vacaciones bancarias, finalizará, en principio, el próximo jueves. De este modo, la banca del país acaba de sufrir uno de los toques de queda más largos de la historia reciente, tras once jornadas con las persianas echadas. Durante estos días, los chipriotas se han visto obligados a acudir a los cajeros automáticos, aguantando largas colas, para poder retirar algo de dinero en efectivo. Los bancos chipriotas han reducido a apenas 100 euros diarios la disposición de metálico en los cajeros frente al habitual límite de 1.000 euros previo al corralito.

Controles de capital

Pero la mayoría de expertos coincide en que este tipo de límites monetarios tan sólo acaban de comenzar. El presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, confirmó el lunes que el Gobierno mantendrá "algunas restricciones a las transacciones" bancarias durante un tiempo indefinido tras la reapertura de los bancos, haciendo uso de la ley de controles de capital recién aprobada. Pese a ello, aseguró que se trata de una medida "temporal" y que su Gobierno hará "todo lo posible para volver pronto a la normalidad total". En este sentido, el ministro de Finanzas, Michael Sarris, afirmó el martes que los controles se mantendrán las próximas "semanas", hasta que la delicada situación de la banca chipriota se normalice.

Sin embargo, todo apunta a que este tipo de restricciones, tanto a la retirada de depósitos como al libre movimiento de capitales, se mantendrá durante meses e incluso años. El problema de fondo es que el sistema financiero chipriota no se puede permitir una retirada masiva de fondos por parte de sus clientes, dado el ingente volumen de depósitos que acumula en sus balances (68.000 millones, cuatro veces el PIB chipriota) en comparación con el escaso margen de liquidez con el que cuenta para devolver tales fondos.

Las autoridades comunitarias y chipriotas temen que se desate un pánico bancario en la isla en caso de que se restaure la plena libertad de capitales para retirar depósitos y transferir fondos al exterior, sobre todo si se tiene en cuenta que casi la mitad de las cuentas pertenecen a extranjeros. Tras la imposición de quitas sobre los depósitos de más de 100.000 euros, muchos optarían por repatriar sus capitales o, simplemente, retirar todo su dinero de los bancos ante la incertidumbre que aún reina en el país.

Y el problema aquí es que los bancos chipriotas carecen de activos de calidad suficientes como para poder obtener toda la liquidez necesaria del BCE para devolver dichos depósitos que, en esencia, constituyen deuda de los bancos. Una fuga masiva de capitales dispararía las necesidades financieras de la banca chipriota y, si bien es cierto que el BCE ya ha anunciado que extenderá la línea extraordinaria de liquidez (ELA) a Chipre, ésta no es ilimitada y, por tanto, podría resultar insuficiente en caso de que se produzca un pánico bancario.

Préstamos del BCE a la banca de ciertos países

"Ruptura parcial" del euro

Por ello, Morgan Stanley y el banco suizo MIG Bank, entre otros, coinciden en que los controles de capital se prolongarán durante algunos meses. "Para evitar una fuga masiva de capitales Chipre bloqueará los depósitos e impondrá controles de capital", indica la entidad helvética.

El banco estadounidense, por su parte, advierte de que "Chipre ha dejado de ser un miembro de pleno derecho de la zona euro, a pesar de que formalmente se mantiene dentro de la Unión Monetaria", debido a esos controles de capital. "Un euro en un depósito en Chipre no vale lo mismo que un euro en un banco de otro país miembro. Tan sólo cuando todos los controles de capital sean retirados, Chipre volverá a ser un miembro pleno del euro", añade en un informe publicado este martes. El banco japonés Nomura también coincide con el diagnóstico de Morgan Stanley, en referencia a que el caso de Chipre supone una "ruptura parcial" de la zona euro.

"Si no se aplican [los controles de capital] será el infierno", señalan fuentes del Gobierno chipriota al Financial Times. Así pues, los chipriotas se tendrán que acostumbrar a vivir con las incomodidades típicas del corralito, con la particularidad de que el país permanecerá en el euro. Los clientes de los bancos no podrán retirar libremente sus depósitos ni transferir dinero al exterior, lo cual viola explícitamente uno de los principios esenciales de la UE: la libre circulación de capitales.

El Tratado de Funcionamiento de la UE establece en su artículo 63 que "quedan prohibidas todas las restricciones a los movimientos de capitales entre Estados miembros y entre Estados miembros y terceros países". Sin embargo, existen dos excepciones:

  • Artículo 65 (1b): los estados miembros pueden imponer restricciones "por razones de orden público o de seguridad pública".
  • Artículo 66: "Cuando en circunstancias excepcionales los movimientos de capitales con destino a terceros países o procedentes de ellos causen, o amenacen causar, dificultades graves para el funcionamiento de la unión económica y monetaria, el Consejo, a propuesta de la Comisión y previa consulta al Banco Central Europeo, podrá adoptar respecto a terceros países, por un plazo que no sea superior a seis meses, las medidas de salvaguardia estrictamente necesarias".

El artículo 65 se recoge en la nueva ley de controles de capital que aprobó Chipre la semana pasada, mientras que el artículo 66 forma parte de los planes de contingencia que ha barajado el Eurogrupo para tratar de aislar a la zona euro de un posible contagio por parte de Chipre.

Otros 'corralitos'

No es la primera vez que sucede un corralito financiero, aunque sí se trata de algo inédito en el seno de la Unión Monetaria. El caso más conocido, sin duda, es el de Argentina, cuyo Gobierno procedió a convertir en pesos devaluados todos los ahorros de la población tras desligarse del tipo fijo un peso-un dólar estadounidense. Otro ejemplo reciente es el de Islandia, que en 2008 impuso fuertes pérdidas a los depositantes extranjeros tras el colapso de su sistema financiero.

En ambos casos, se instauraron estrictos controles de capital (límites a la entrada y salida de dinero del país) y de tipos de cambio (restricciones a la libertad de cambio de moneda) durante varios años. De hecho, tales límites siguen presentes en Islandia y han vuelto a ser reintroducidos en Argentina (cepo cambiario al dólar). La pregunta ahora es cuánto durarán en Chipre...

Fuente: Nomura

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD