Menú

Rehn exige a España nuevos ajustes para flexibilizar el déficit

Bruselas alerta de que las reformas del Gobierno o son lentas o insuficientes. Pide un sistema tributario "compatible con el crecimiento".

Rehn exige a España nuevos ajustes para flexibilizar el déficit
Olli Rehn, este miércoles | Efe

El diagnóstico europeo sobre las averías económicas que sufre España ha dejado en evidencia que, en opinión del Ejecutivo comunitario, las reformas puestas en marcha hasta ahora o van demasiado lentas o se quedan cortas. Alarmada ante los "riesgos excesivos" de que la recesión acompañe a España hasta bien entrado el 2014, la Comisión Europea ha tratado de espabilar al Gobierno con una llamada a aprobar más ajustes este mismo mes. Con todo, Bruselas valora los sacrificios -"progresos significativos", según el comisario económico- realizados por el Ejecutivo español.

Mientras se piensa si conceder o no más tiempo a España para que reduzca su déficit, Bruselas ha urgido al Gobierno de Mariano Rajoy a presentar más ajustes antes de final de mes. Dichas reformas, que Bruselas espera recibir de Madrid en las próximas semanas, serán "de una importancia sustancial" a la hora de inclinar la balanza de la Comisión Europea, que todavía hoy seguía deshojando la margarita y negándose a despejar la incógnita sobre si, finalmente, habrá prórroga. Pese a las pistas favorables que ha ido prodigando el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en las últimas semanas, preguntado sobre el asunto en rueda de prensa, aseguró que "es prematuro" pronunciarse al respecto.

Con la agenda de reformas aún incompleta o sin surtir el efecto deseado, la preocupación de la Comisión es que se cree un círculo vicioso entre la recesión que España no logra sacudirse de encima, la deuda privada y los vaivenes del mercado financiero.

Con todo, y pese a que Bruselas ha puesto los defectos de la economía española a la altura de los de la eslovena, el comisario ha admitido ante la prensa que España "ha hecho esfuerzos sustanciales para consolidar las finanzas". En concreto, el documento comunitario menciona la reforma laboral aprobada el pasado mes de julio, aunque, eso sí, pide profundizar en ella, alarmada por la alta tasa de desempleo. "Sería útil realizar un análisis exhaustivo de la reforma laboral de 2012", indica el informe.

Otro de los flancos a los que la Comisión señala con el dedo es el sistema tributario, al que exige que sea favorable al crecimiento económico y la creación de empleo. En cualquier caso, para el Ejecutivo comunitario, "los desequilibrios se explican antes por coyuntura que por falta de reformas".

Los otros amonestados

Entre los trece países examinados, con los que más duro ha sido Bruselas es con España y Eslovenia. Sin embargo, también ha llamado la atención de Italia, advirtiendo de que su abultada deuda (127,1%, según los cálculos de Eurostat) podría convertirse en "su mayor fuente de vulnerabilidad" y alertando del riesgo de contagio al resto de la zona euro. Francia, por su parte, segunda economía de la zona euro, deberá lidiar con su "falta de capacidad para encajar con las vicisitudes económicas fuera de sus fronteras".

Todos los países, los trece examinados, y también el resto, independientemente de las dolencias de sus economías, deberán presentar antes de que acabe el mes su plan -"programa nacional de reformas" en la jerga comunitaria-, tal y como se pactó para que Bruselas mantenga vigilados a todos los países y evitar que se repitan los desmanes del pasado. A partir de ahí, la Comisión se estudiará, y corregirá, en su caso, los deberes presentados por las capitales para, finalmente, publicar sus recomendaciones a finales de mayo.

Temas

En Libre Mercado