Menú

Fedea duda del déficit anunciado por las CCAA en 2012

Algunos de los datos presentados por los gobiernos regionales rompen levantan las sospechas de los expertos.

2

¿Cuál será la cifra final de déficit de España para 2012? La credibilidad del Gobierno está, en gran parte, unida a esta pregunta. Cuando llegó a La Moncloa, en diciembre de 2011, Mariano Rajoy se encontró con una desagradable sorpresa. El 6% de déficit prometido por José Luis Rodríguez Zapatero se transformaba en un 8% en los primeros días de enero de 2012. De hecho, ni siquiera esta cifra fue definitiva, porque en el cierre de los datos de Contabilidad Nacional, se supo que los números rojos de aquel año ascendían, sin contar con el rescate a la banca, al 8,94% del PIB, casi tres puntos más de lo anunciado por Elena Salgado.

Todo este descontrol tuvo un coste muy elevado ante las autoridades europeas. Por eso, desde el principio, el nuevo Gobierno del PP se puso como uno de sus principales objetivos recuperar la credibilidad de España ante sus socios, especialmente en lo que tiene que ver con sus cuentas públicas. Así, el cumplimiento del objetivo de déficit ha sido una de las obsesiones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Finalmente, no se consiguió ese 6,3% pactado con Bruselas, pero el 7%, en un año de desplome de la actividad económica y de caída de la recaudación, se entendió en la UE y en Madrid como una cifra más que razonable. Y las críticas a España, se tornaron en alabanzas al esfuerzo realizado.

Es cierto que cuando se supo que en realidad, el déficit no era del 6,74%, como anunció en su momento el Gobierno, sino del 6,98%, tras los ajustes de Eurostat, se moderaron los elogios de Bruselas. En cualquier caso, el tono de las autoridades comunitarias sigue siendo positivo: España ha hecho un gran trabajo en la contención de sus números rojos, especialmente en lo que tiene que ver con las comunidades autónomas, las que generaban más dudas.

Las dudas

Precisamente, este jueves, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) presentaba la quinta edición de su Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas. Su diagnóstico ha sido también razonablemente optimista: "Las CCAA se han comportado mucho mejor que en 2011, en general el esfuerzo ha sido grande". Sin embargo, tanto José Ignacio Conde-Ruiz como Juan Rubio-Ramírez, los encargados de analizar el informe para la prensa, ha alertado de que existen algunas dudas en cuanto a las cifras de determinadas regiones.

No son cuestiones muy relevantes numéricamente, pero podrían hacer que los datos subieran unas décimas. Lo suficiente como para superar el 7% y lanzar una vez más el mensaje de que España no dice la verdad en lo que respecta a sus cuentas públicas. Por ahora, el Ministerio no se pronuncia, pero estos expertos creen que el déficit definitivo de 2012 estará por encima de la cifra anunciada oficialmente.

- Gastos corrientes: la primera duda surge al analizar la partida de gastos corrientes de las regiones. Descontando los pagos a cuenta por facturas de años anteriores, las CCAA han reducido esta partida en un 9%. Es una cifra relevante, teniendo en cuenta que casi el 80% de los gastos de las regiones se concentran en sanidad, educación y servicios sociales.

Hasta aquí no hay mayor problema. Lo que ocurre es que hay tres regiones que presentan una reducción del gasto corriente muy elevada, casi podría decirse que exagerada incluso en un año de recortes como éste. Así, la variación interanual en Cantabria alcanza el -38%, en Castilla-La Mancha el -26% y en Baleares el -26%. Son cifras muy elevadas que, en opinión de Conde-Ruiz y Rubio-Ramírez exigirían una explicación por parte de Hacienda, algo que no se ha producido. Eso sí, en Fedea han destacado que no están insinuando que estos gobiernos regionales estén mintiendo, sino simplemente alertando sobre unos datos que destacan por su magnitud y pidiendo una aclaración al Gobierno: "Hay mucha más información en la web del Ministerio [que en años anteriores] y eso es de agradecer; ahora lo que falta es transparencia, que expliquen estas cifras".

- Los ajustes: la contabilidad autonómica siempre ha sido un tema complicado. Es difícil encontrar a alguien que conozca en detalle los recovecos del sistema. Quizás el ejemplo más claro de esto lo tenemos en los sucesivos ajustes que las regiones tienen que ir haciendo a final de cada año. En esta ocasión, en concreto, Fedea alerta sobre un par de datos discordantes en la columna de "Otros ajustes", una partida que suele servir para subir unas decimillas el déficit admitido por las regiones.

De esta manera, 11 de las regiones se anotan unas décimas de déficit por este concepto. Otras dos presentan un 0% de desviación y dos más tienen un pequeño recorte de un par de décimas. Sin embargo, hay dos gobiernos autonómicos, que han anunciado una importante reducción de los números rojos en 2012 que se apuntan un dato muy importante en este cajón desastre de la contabilidad que es "Otros ajustes". Así, Castilla-La Mancha tiene un 1,2% del PIB en esta columna y Extremadura un 0,7%. En Fedea aseguran que no entienden estos números y que les gustaría una explicación por parte del Ministerio.

- Los errores en la cuenta 413: por último, hay un tercer tipo de dato que despierta las sospechas de los investigadores de Fedea. La cuenta 413 es una de las más importantes de la contabilidad autonómica. En ella se registran los gastos devengados y no pagados (vamos, las facturas pendientes) que luego se van ajustando a lo largo del año. Y también aquí se han detectado varios "errores" que podrían implicar cambios en las cuentas públicas oficiales.

En este caso, Rubio-Ramírez afirma que cree que son simplemente fallos, sin ningún tipo de segunda intención, pero que podrían tener su efecto en términos de credibilidad. Han dividido los posibles errores contables en tres:

  1. CCAA que presentan cantidades abonadas o cargadas menores según avanza el calendario (algo imposible, puesto que por definición, son pagos sobre servicios ya contratados)
  2. Regiones que tienen un saldo deudor de esta cuenta negativo, es decir, reconocen mayores cantidades aplicadas al presupuesto de esta cuenta que obligaciones reconocidas a comienzo del ejercicio.
  3. Autonomías que no cargan ninguna cantidad a esta cuenta en todo el año.

Viendo los datos con cierta profundidad, sólo hay seis autonomías que no incurran en ninguno de estos errores: Valencia, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia y La Rioja.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco