Menú

La enésima promesa incumplida de Rajoy: el fin de los macropuentes

En su discurso de investidura, Rajoy anunció que trasladaría las fiestas a los lunes para aumentar la productividad de las empresas.

0
En su discurso de investidura, Rajoy anunció que trasladaría las fiestas a los lunes para aumentar la productividad de las empresas.
Atasco en Sevilla I Cordon Press

Otra medida que queda en papel mojado. "Abordaremos los costes que para nuestra economía suponen los puentes, de manera que se trasladarán las fiestas al lunes más cercano, con la excepción de aquellas fechas de mayor arraigo social", aseguró Mariano Rajoy en su discurso de investidura en diciembre de 2011.

Año y medio después, puentes y acueductos siguen instalados el calendario laboral español. Rajoy presumía de que con esta medida compatibilizaría "los derechos de los trabajadores y la buena marcha de las empresas" e incluso, en 2012 llegó a recoger esta iniciativa en una ley que todavía está sin definir.

Mientras tanto, los españoles siguen haciendo uso de sus macropuentes, como el que tendrán esta semana los trabajadores de la Comunidad de Madrid. Los madrileños podrán alargar la fiesta hasta cinco días, si unen el 1 de Mayo, la festividad de la región y cogen el viernes libre.

Los argumentos de la CEOE y CEPYME para que los festivos que cayeran entre semana pasaran al lunes o al viernes para ahorrar costes, aumentar la competitividad de las empresas y evitar la sangría de "millones y millones de euros que dejan de ingresar" cuando sus trabajadores se van de puente, no han servido de nada. Las fiestas del pasado 15 de agosto, 1 de noviembre y 6 diciembre han seguido como estaban y este año, la única festividad que sí se trasladó al lunes fue la de San José, pero sólo en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana.

La reforma, en 2014

El Gobierno, dice ahora que será en 2014 cuando entre en vigor esta reforma, aunque todavía las negociaciones con la Conferencia Episcopal, ya que se eliminarían fiestas religiosas, los agentes sociales y las comunidades autónomas no están cerradas. En principio sólo serán tres festivos los que se moverán al lunes: la Asunción (15 de agosto), Todos los Santos (1 de noviembre) y la Constitución (6 de diciembre).

Para trasladar los días haría falta modificar el Estatuto de los Trabajadores y el Real Decreto 2001/1983.

"En 2013 escasean los puentes"

El Ejecutivo descartó llevar a cabo los cambios en el calendario laboral de 2013 debido a la escasez de puentes y la falta de tiempo. "Cuando nos sentamos a ver el calendario laboral de 2013 vimos que solo había puente en uno de los tres festivos y el impacto era muy limitado, a diferencia de 2012, donde había esos tres días festivos tres puentes o 2011, con un festivo y un acueducto", explicaba el director general de Empleo, Xavier Thibault.

El calendario laboral para 2013 recoge un total de ocho fiestas nacionales para todas las comunidades autónomas, la mitad de ellas cae entre semana y la otra mitad, en viernes o sábado. Los ocho festivos son: el 1 de enero (martes), 1 de mayo (miércoles), 15 de agosto (jueves) y 25 de diciembre (miércoles) y el resto en viernes o sábado: 29 de marzo (viernes), 12 de octubre (sábado), 1 de noviembre (viernes) y 6 de diciembre (viernes).

Mientras la Encuesta de Población Activa (EPA) revela que hay más de 6 millones de parados en España, la DGT anuncia que en este puente se producirán en las carreteras españolas 6 millones de desplazamientos. Y el Gobierno, sigue sin hacer los deberes.

 

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia