Menú

Sousa niega un 'agujero' de 3.000 millones en Pescanova

Dice que "moralmente" está tranquilo y que si hubiera tenido información privilegiada hubiera vendido todo y se hubiera ido.

0

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, ha asegurado que luchará para que no se liquiden los activos de la empresa y no se fraccione la compañía, al tiempo que ha asegurado que su valor excede "con mucho" a su pasivo, que superaría, según fuentes financieras, los 3.000 millones de euros, algo que él niega.

"No hay un 'agujero' de 3.000 millones de euros ni nada por el estilo; se están confundiendo cifras y lo que hay es lo contrario. Lo que hemos creado durante estos años ha sido valor para la empresa (...), el valor sí se ha creado, el 'agujero' no existe y hoy el valor de Pescanova excede con mucho a su pasivo", ha afirmado en una entrevista concedida a la Cadena Ser, recogida por Europa Press.

Tras asegurar que ayudará a Deloitte, administrador concursal de la firma, porque su mayor interés es que "triunfe" en su gestión, el presidente de Pescanova ha afirmado que la compañía no sólo vale más, sino que valdrá "mucho más" en el futuro y ha estimado que, teniendo en cuenta las inversiones efectuadas, puede afrontar "perfectamente" los próximos diez años y triplicar la cifra de facturación y producción.

Respecto a su situación actual con la Justicia, Fernández de Sousa ha asegurado estar "moralmente tranquilo" y ha afirmado que si hubiera tenido información privilegiada no hubiera vendido entre diciembre y febrero, antes de declararse el concurso, casi la mitad de su participación en la compañía, en la que posee un 7,45%, y se hubiera ido.

"Si yo no hubiera creído en la compañía, no hubiera metido dinero y no hubiera conservado lo que tengo. He vendido todo lo que no me quedó más remedio que vender", ha asegurado Fernández de Sousa, quien ha afirmado en su primera comparecencia en un medio de comunicación, tras ser apartado de la gestión, que todo lo que ha hecho ha sido en beneficio de la firma, como la aportación de diez millones a la empresa para afrontar sus problemas de tesorería.

Asimismo, ha asegurado que Pescanova está al día en las nóminas con los trabajadores, con Hacienda y con la Seguridad Social. "No es normal que una empresa que entra en concurso esté al día en todas sus obligaciones", ha afirmado.

El presidente de Pescanova ha explicado que el retraso en la presentación de sus cuentas se debió a que la firma estaba a la espera de una desinversión en Chile o la presentación del preconcurso de acreedores. "Todo lo que he hecho ha sido en beneficio de la empresa, incluido el retraso de la comunicación de las cuentas y así se acreditará", ha afirmado.

Fernández de Sousa, que lleva 37 años en la compañía gallega, ha reconocido que uno de sus errores ha sido el silencio en su política de comunicación, y ha admitido que si hubiera estimado la crisis financiera, la situación de la empresa "hubiera sido diferente", porque no hubiera invertido tanto.

"Las empresas hemos tenido muy poco capital y hemos crecido con créditos (...) nos ha faltado el crédito", ha señalado el presidente de Pescanova, quien también ha reconocido que la crisis de las cajas gallegas afectó a la compañía.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD