Menú

¿Cómo será el simulador de pensiones que prepara el Gobierno?

El documento se elaborará según el escenario de cotización actual, que puede ser modificado en el futuro.

0

A partir de 2014, todos los trabajadores de más de 50 años recibirán una carta anual sobre cuál será la cuantía de su pensión que les corresponderá desde el momento que se jubilen. Así lo avanzó el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, el pasado mes de marzo, aunque matizó que "esta información será una mera orientación y que no tendrá efectos jurídicos."

Y es que el documento se elaborará según el escenario de cotización actual, que puede ser modificado en el futuro, por lo que el texto debe considerarse como algo estimativo. El Gobierno ha explicado que ese umbral de 50 años es "el comienzo", con lo que previsiblemente se irá incrementando el nivel de cobertura en los próximos años para los menores de esa edad, "porque el sistema no está para gastos innecesarios".

Empleo también sopesa incluir en la carta otras informaciones como los recursos del sistema o posibles cambios legislativos y cambiar el sistema de nóminas para incluir información sobre cómo se reparten las obligaciones de cotización entre el trabajador y el empresario para que "el ciudadano conozca a qué se dedica el dinero de las cotizaciones".

Sobre el simulador, pocos detalles más ha dado el Ejecutivo, aunque los expertos ya están dado algunas pistas. En el marco de la reforma de las pensiones, el Gobierno nombró a 12 especialistas en diversas áreas relacionadas con las pensiones para diseñar el factor de sostenibilidad del sistema.

Curiosamente dos miembros de esta comisión, forman parte del Foro de Expertos del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, quienes han elaborado una serie de recomendaciones sobre el contenido que debería tener el simulador de las pensiones.

España, el que más tarde recibe la información

Así consideran que Empleo deberá enviar por la vía postal, un informe con el dato básico de estimación de la pensión futura mensual con una periodicidad anual. Además, deberá hacerlo lo antes posible, una vez cada persona se ha incorporado al mercado laboral.

El Foro ha puesto de manifiesto la necesidad de que el Gobierno implemente cuanto antes medidas para garantizar que los ciudadanos estén informados y considera que es necesario que se haga un esfuerzo importante de comunicación institucional antes de implementar el proyecto de forma que la población comprenda la información que se les va a proporcionar.

Según el último informe de Inverco, el ahorro de las familias españolas respecto a la media europea muestra una inversión muy inferior en planes de pensiones y seguros (14% frente al 36,9%). Además, "los últimos estudios realizados estiman que la generosidad del sistema público de pensiones se irá disminuyendo progresivamente, por lo que es necesario fomentar los hábitos de ahorro a largo plazo para mantener un buen nivel de vida de cara a la jubilación", dicen los expertos.

"España es el país de la Unión Europea que recibe más tarde esta información y esta información sólo se recibe el año previo a la edad de retiro y siempre que el propio ciudadano la solicite", explican.

Esta situación difiere notablemente de la de los ciudadanos suecos, que reciben información a partir de los 18 años de edad o de los franceses, que lo hacen a los 35, hecho que les otorga más margen para planificar su retiro y que les hace conscientes del alcance de las prestaciones públicas.

Principales recomendaciones

  • Envío anual, por carta y lo antes posible a todas las personas que se han incorporado al mercado laboral.
  • Que incluya información básica sobre la pensión de jubilación mensual futura y su equivalente anual, con indicaciones de los importes de pensión brutos y netos.
  • Información homogénea para todos los ciudadanos, con la posibilidad de adaptar contenidos divulgativos específicos a cada tramo de edad o grupo poblacional.
  • Un enlace y unas claves de acceso de usuario a un sitio web, donde se alojaría más información sobre el funcionamiento del sistema, información personalizada y una calculadora que permitiera simular la futura pensión de jubilación según diferentes escenarios.
  • El documento que se enviaría por vía postal, debería diferenciarse del resto de la correspondencia a través de un sobre de color naranja.
  • Un número de teléfono de atención al ciudadano para aclarar posibles dudas.
  • La información procedente de los instrumentos de carácter complementario o alternativo para la jubilación debe ser enviada por separado por cada entidad gestora de planes privados.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD