Menú

La Junta debe 415 millones a los constructores de obra pública

La falta de flexibilidad de la Administración reduce las posibilidades de supervivencia de la construcción de obra pública.

0

Un silogismo sencillo lo explica así: si la Junta de Andalucía recibió 5.400 millones del plan de pago a proveedores y del Fondo de Liquidez Autonómico y los empresarios afirman que se les debe todavía 415 millones de euros, caben dos preguntas. ¿A dónde ha ido a parar la parte impagada? Si no fue suficiente, ¿por qué no se denunció en su día?

Según los empresarios del sector de la construcción de obra pública, la Junta tiene actualmente una deuda acumulada con las empresas constructoras de obra pública de alrededor de 415 millones de euros Así lo denunciaron el martes el presidente del Círculo de empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública (Ceacop), Francisco Fernández Olmo, acompañado de la gerente de Ceacop, Ana Chocano, y del vocal de la junta directiva Sergio Nougues.

Fernández Olmo describió la caída de las inversiones de las distintas administraciones, más de un 80 por ciento desde el inicio de la crisis, en 2008, y la deuda acumulada que supera los 500 millones de euros, de los que más de 400 corresponden a la Junta.

300.000 empleos menos

Respecto a las adjudicaciones de obra pública, cuenta ABC, entre todas las administraciones suman 890,1 millones de euros, un resultado no llega al 20 por ciento de lo adjudicado en 2009. Según Ceacop, la falta de inversiones ha provocado que la construcción lidere las peores cifras de destrucción del tejido productivo.

En estos años de recortes se han perdido más de 300.000 empleos y han cesado su actividad 30.000 constructoras e ingenierías. En estos momentos, el sector sólo cuenta con 130.000 trabajadores, en Andalucía, un 62 por ciento menos que en 2008.

Sistema destructor de la Junta

Lo que la Junta llama proteccionista, los constructores lo llaman "sistema destructor". La falta de flexibilidad de la Administración reduce las posibilidades de supervivencia de la construcción de obra pública. Cuando se quiere modificar una obra en marcha, la Administración no admite la factura de esa ampliación hasta no disponer de un nuevo presupuesto con su correspondiente respaldo económico, el cual no existe desde que comenzaron los recortes a consecuencia de la crisis. O sea, que es difícil cobrar por las modificaciones.

Según Chocano, sólo 200 millones de los ingresados por la Junta para pago a proveedores y el FLA, fueron a los constructores. Para Ceacop, es imprescindible que se haga un plan de pagos con concreción temporal.

Curiosamente, el Gobierno central y las administraciones locales se encuentran "prácticamente al día", sólo pendiente de abonar obras menores. El impago de la Junta y la crisis en general han obligado a la mayoría de las empresas que sobreviven a tener que emigrar, y a buscar trabajo fundamente en América del Sur y en África.

Últimas adjudicaciones

En 2012 las mayores adjudicaciones correspondieron al Gobierno central, que invirtió en Andalucía 280 millones de euros, un 49% menos que en el ejercicio de 2011. La Junta se situó en segundo lugar por volumen de inversiones, 270,8 millones, lo que supuso un 41,6% menos que el año anterior, según los datos aportados por Cecop.

Los ayuntamientos, las diputaciones y las universidades sumaron en 2012 el 38,1 de las adjudicaciones en obra pública en Andalucía, con un total de 339,1 millones de euros. La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente sufrió la mayor caída, pasando de adjudicar 161,7 millones en 2011 a 46 millones en el ejercicio de 2012.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco