Menú

Montoro lo niega todo: la UE no le ha pedido subir el IVA, ni hacer recortes y no hay caída de recaudación

El ministro asegura que Bruselas no le ha pedido subir los impuestos indirectos. No aclara qué hará con el nuevo objetivo de déficit.

0
El ministro asegura que Bruselas no le ha pedido subir los impuestos indirectos. No aclara qué hará con el nuevo objetivo de déficit.
Cristóbal Montoro, en un acto este miércoles I EFE

Cristóbal Montoro tenía, este miércoles, un buen día. No importaba que ayer se conocieran unas cifras de déficit público peores de lo esperado. Ni que los datos de recaudación fiscal pongan en duda sus medidas. Ni siquiera el informe de la Comisión Europea sobre las reformas pendientes en España, que exige un cambio profundo en el sistema fiscal y apunta hacia un incremento en el IVA. El ministro de Hacienda no parecía dispuesto a que nadie la amargase la tarde.

En la sede de la CEOE, se presentaba el informe del Instituto de Estudios Económicos, Propuestas para la reforma de la financiación autonómica, y el ministro de Hacienda acudía al acto. Pero sus palabras no se ciñeron a este tema. De hecho, prácticamente pasó por alto la cuestión y sólo aludió cuando al finalizar la presentación fue abordado por los periodistas. Lo que quería Montoro era hacer una defensa cerrada de su ejecutoria como ministro, una crítica directa a la prensa por publicar titulares falsos y un reivindicación de los logros del último año.

En lo que tenía que ver con la actualidad del día, el ministro ha estado especialmente irónico. Y sus dardos han ido contra la prensa. Por mentir o por no enterarse de nada. Montoro se ha quejado de los titulares sobre las exigencias de la UE: "Bruselas no ha recomendado a España recortes. ¿De dónde se han sacado esa palabra? Y no nos han pedido que subamos el IVA". En este sentido, pedía a los periodistas que se leyesen las recomendaciones de la Comisión: "Lo que nos piden es una reflexión sobre el sistema fiscal. Es un planteamiento de reforma tributaria. Dentro de eso, se refieren al IVA y a las exenciones y los tipos reducidos, pero no hay una recomendación expresa de subir este impuesto". Lo que dice Bruselas es que el Gobierno debería "explorar el margen existente para una mayor limitación de la aplicación de los tipos de IVA reducidos". Que cada uno saque sus conclusiones sobre si esto es una petición de subir este impuesto al consumo o no.

Pero las críticas a la prensa no se han quedado ahí. Montoro también tenía palabras para los analistas que, desde ayer martes, han estado estudiando las cifras de déficit: "No hay ningún desplome de la base tributaria. Eviten determinados titulares. Tienen el Ministerio abierto". Porque el problema para el ministro es que los pobres periodistas no entienden las tablas que admite, son "muy difíciles de leer" a veces. En su opinión, la recaudación va "bien" y el dato de mayo "va a ser aún mejor".

Las dos décimas

Si en lo referente a los impuestos Montoro estaba peleón con la prensa, en lo que hace referencia al déficit de las comunidades autónomas ha preferido poner su perfil sonriente. El Gobierno había previsto unos números rojos para el conjunto de las administraciones públicas del 6,3% del PIB para este año (3,7% para Estado, 1,2% para CCAA y 1,4% para Seguridad Social). Y este miércoles, la Comisión Europea ha anunciado que no sólo está conforme sino que acepta subir un par de décimas el objetivo, hasta el 6,5%.

Claro, todo el mundo se ha empezado a preguntar rápidamente quién sería el beneficiario de estos 2.000 millones extra que llegan desde Bruselas. Montoro no ha respondido de forma directa pero ha asegurado que se hará de "forma equitativa", lo que parece indicar que se dividirá el margen, con una décima para el Gobierno central y otra para las autonomías.

Eso sí, no todas las regiones tendrán ese nuevo límite (ya sea 1,3% o 1,4%), porque parece algo hecho que habrá déficit a la carta y con importantes diferencias entre unas y otras. En este sentido, lo único que ha dicho el ministro es que "nadie podrá tener más déficit" que en 2012. Y que las que han cumplido tendrán que reducir los números rojos en menor proporción.

Claro, esto es perfectamente compatible con niveles de déficit más altos para las más incumplidoras. De esta manera, podemos tener una región que cerrase 2012 en el 3,5% y tenga que llegar en 2013 al 3%. Enfrente, otra región que cumplió con lo que se le pidió y acabó el año pasado en el 1% y ahora tiene un objetivo del 0,8%. Se cumplen las dos condiciones del ministro: las dos tienen menos déficit y el descenso de la primera es mayor. Pero el agravio comparativo también parece evidente.

En cualquier caso, Montoro ha asegurado que este nuevo margen no puede entenderse como "relajación. No hay relax, es al contrario". Y frente a las peticiones de los barones de su partido, ha recordado que "el Gobierno tiene la tarea de coordinar. Todos somos España. No puede haber defensa de intereses regionales que puedan prescindir del objetivo común: salir de la crisis". Por cierto, un objetivo que casi se ha cumplido para el ministro de Hacienda, que aseguró que "hemos empezado a acabar con la crisis, verlo de otra manera es absurdo".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia