Menú
Valentín Bote

Mayo sirve de alivio al mercado de trabajo

El suelo ya está cerca y en unos meses pueden empezar a medirse mejoras interanuales en paro y afiliación a la Seguridad Social.

Valentín Bote
0

Esta mañana se han dado a conocer los datos de paro registrado, contratos y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de mayo. Y ha vuelto a constatarse que dicho mes es uno de los períodos dulces para unas variables muy afectadas por la estacionalidad. Aun así, a pesar de ser mayo un mes favorable para las magnitudes relacionadas con el mercado de trabajo, puede argumentarse, a la luz de los datos, que estamos ante unas cifras positivas por sí mismas.

Por supuesto, no puede obviarse el hecho de que, tras casi seis años de crisis económica devastadora, el stock de las variables relacionadas con el mercado laboral se sitúa en niveles muy preocupantes tanto en lo referido al paro registrado como a la afiliación. Sin embargo, la evolución mensual, el flujo en mayo, ha sido muy positiva: en materia de afiliación a la Seguridad Social, se ha producido un incremento medio mensual de 134.660 altas –ciertamente, muchas de carácter estacional, vaya como ejemplo el que, de ese incremento, casi la tercera parte se localizaron en Baleares, comunidad autónoma en la que los 45.313 nuevos afiliados en mayo representan nada más y nada menos que el 11,8% del empleo total, comportamiento típico en dicha región en esta época del año–. Asimismo, también el paro registrado en mayo ha evolucionado de manera muy positiva, con un descenso mensual de 98.265 personas, lo que ha servido para alejar la cifra total de desempleados de la barrera psicológica de los 5 millones, situando el número de inscritos en 4.890.928.

A la vista de estas cifras, la conclusión más inmediata es que en ambos casos –afiliación y paro registrado– los resultados de mayo son positivos incluso una vez tenida en cuenta la estacionalidad. Los datos desestacionalizados, la aplicación de técnicas econométricas para corregir los datos por las peculiaridades propias de cada mes y ofrecer series neutras, así lo avalan. Pero si esto es demasiado técnico para los lectores, baste la siguiente reflexión: los resultados de mayo han mejorado claramente los habituales en ejercicios anteriores. Hay que remontarse hasta 2006 para ver un crecimiento intermensual superior a un 0,83% en la afiliación a la Seguridad Social en un mes de mayo, y dicho aumento es comparable al de años de fuerte crecimiento económico, como 2003 y 2004. En cuanto al paro registrado, también el descenso intermensual ha superado claramente el comportamiento promedio en los meses de mayo. En el período 2001-2012 el descenso medio mensual en dicho mes fue de algo más de 51.000 personas, por lo que en 2013 prácticamente se ha duplicado.

Por supuesto, tanto en materia de paro como de afiliación, todavía la tendencia es negativa, entendida como empeoramientos interanuales –aumento interanual del paro y descenso de la afiliación–. Sin embargo, la obtención sistemática de mejores registros que en los mismos meses del año anterior está provocando una mejora de dichas variaciones interanuales. Aunque ha sucedido en ambas variables, es especialmente notable en el paro registrado, donde hace un año se estaba midiendo un crecimiento interanual de más de medio millón de personas y en la actualidad dicha cifra se ha reducido hasta 176.000. Esa fuerte tendencia desaceleradora puede estar marcando que el suelo ya está cerca y que en unos meses pueden empezar a medirse mejoras interanuales en dichas variables, una señal de esperanza en nuestro mercado de trabajo.

Valentín Bote, profesor de Teoría Económica en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD