Menú

Rajoy proclama que "no tiene ninguna intención" de subir el IVA

El Gobierno "explora" cambiar el tramo de determinados productos, pero niega que esto signifique una subida del IVA e incide en que bajará el IRPF.

21

No es, ni mucho menos, la primera vez que el presidente del Gobierno proclama solemne que no subirá el IVA en lo que queda de legislatura. Más bien al contrario, que su pretensión es bajar el IRPF a lo más tardar en 2015, aunque el objetivo es hacer coincidir el anuncio con las elecciones europeas, el próximo año. Pero, unido a este mensaje que parece inamovible, el Ejecutivo reconoce que estudia que algunos productos cambien de tramo: del superreducir (4%) y reducido (10%) al general (21%).

Sea como fuere, en la mismísima sede de la soberanía nacional, Mariano Rajoy afirmó que el Ejecutivo "no tiene ninguna intención de subir el IVA". Esto es, a ojos del Ejecutivo, que los españoles no tendrán que soportar una carga general como las ya vividas desde que accediera a la Moncloa. Pero, hace justo una semana, el propio presidente reconocía no obstante: "Si acaso haré algunos cambios, tocaré algunos impuestos y bajaré otros". Y esto, además de elevar el precio de determinados productos, también significa hacer cambios en los impuestos medioambientales.

Rajoy no ahondó en detalles en el Congreso de los Diputados, respondiendo a una pregunta de Duran Lleida, portavoz de CiU. Simplemente, recalcó que la Unión Europea no ha exigido a España que suba el IVA sino que le ha instado a explorar posibilidades para mejorar el sistema. Y, en este sentido, el jefe del Ejecutivo ya anunció en su día un nuevo plan tributario que verá la luz a primeros del año próximo, en línea con el calendario marcado por la Comisión.

El nacionalista catalán también le abordó por otra cuestión espinosa: las pensiones. Pero Rajoy, a pesar de que la negociación en el seno del Pacto de Toledo aún no ha arrancado, negó la mayor: no retrasará la edad de jubilación. El objetivo, enfatizó en todo caso, es "garantizar el futuro" del sistema y, en consecuencia, "seguir subiéndolas en la medida en que sea posible".

El presidente cree que arrancar un acuerdo con el PSOE en ese sentido es clave, aunque su entorno reconoce que es harto complejo. Aunque, de momento, protagonizó la sesión de control más edulcorada desde que se enfrenta a Alfredo Pérez Rubalcaba. "Todo está muy bien", admitió Rajoy en los pasillos sobre la estrategia común alcanzada de cara al Consejo Europeo.

Menos impuestos "para los que menos tienen"

También habló de impuestos en la sesión de control Cristóbal Montoro. El ministro de Hacienda afirmó que la reforma fiscal que quiere aprobar el Gobierno supondrá una reducción de la fiscalidad para "los que menos rentas tienen y para las capas medias" de la sociedad, y añadió que será posible gracias al afloramiento de bases imponibles que ha supuesto la ley antifraude.

En respuesta al socialista Pedro Saura, Montoro indicó que la obligación de informar sobre bienes en el extranjero ha aflorado 87.300 millones de euros de bases imponibles, prácticamente el 9% del PIB, que no hubiera sido posible sin la ley antifraude, y aseguró que la rebaja de impuestos se hará porque España tiene por delante un escenario de crecimiento y creación de empleo.

Según prometió, la reforma fiscal que aprobará el Gobierno supondrá una rebaja de la fiscalidad, como ya ocurrió en el pasado, dijo, lo que contribuirá a traer un periodo de crecimiento y creación de empleo, "que es lo que impulsa al Gobierno".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation