Menú

El 80% de las viviendas de lujo se compran 'a tocateja'

La falta de crédito y la bajada del precio de la vivienda son los principales motivos de este cambio en los hábitos de consumo.

Libre Mercado
3

El número de viviendas que se pagan al contado ha tomado una mayor relevancia en los últimos años. Así, el número de operaciones de venta de viviendas que contaron con financiación hipotecaria se situó en abril en el 32,7%, según datos del Consejo General del Notariado.

Este dato ha registrado una caída significativa en los últimos años, ya que en 2007 este porcentaje superaba el 60% de las transacciones. Además, en el caso de las operaciones de compraventa de viviendas con financiación hipotecaria, el importe del préstamo fue en abril un 78% del valor de la vivienda, diez puntos por debajo de los niveles observados antes del inicio de la crisis.

La falta de crédito y la bajada del precio de la vivienda son los principales motivos del cambio en los hábitos de consumo. En el caso de las viviendas de lujo, este dato es mucho más significativo ya que el 80% de las viviendas de lujo se pagan al contado, según el responsable de la inmobiliaria Issue Real Estate, Eduardo González. En una entrevista que ha realizado Idealista, el experto asegura que la bajada del precio de este tipo de inmuebles es el principal motivo.

Según González, "cada vez hay más adeptos a la compra de vivienda sin hipoteca porque la operación es más rápida, ya que la existencia de dinero en efectivo permite una negociación más fluida y eficiente". Llama la atención, tal y como ha asegurado González, que por cada 20 casas en venta, solo hay comprador real para ellas. "El vendedor que se pone a tiro y que baja el precio de su vivienda, es el que vende", señala.

El perfil del comprador

Respecto al perfil del comprador de una vivienda de lujo, el responsable de Issu Real Estate, afirma que "es muy común" el perfil de padres mayores que compran una vivienda para dejársela en herencia a sus hijos o donársela en vida. También, se viene repitiendo el perfil de matrimonio de 40 años que fue cauto con sus ahorros durante el boom inmobiliario y que ahora pueden elegir dónde vivir.

La recomendación que da Gónzalez a los vendedores es que no se resistan a bajar el precio de sus viviendas. A los compradores les invita a que "hagan muy bien los números y que busquen una vivienda con calma, pues hay oferta". También aconseja que negocien bien el precio de compraventa. "La decisión de comprar una vivienda no se hace sólo con calculadora sino también con el corazón", concluye.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios