Menú

Almunia aboca al cierre a la industria naval española

Propondrá a Bruselas que los inversores y armadores devuelvan las ayudas ilegales concedidas a los astilleros.

Lm/agencias
59
Propondrá a Bruselas que los inversores y armadores devuelvan las ayudas ilegales concedidas a los astilleros.
El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia | Archivo

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha avanzado este viernes que propondrá a la Comisión Europea (CE) que los astilleros queden exentos de la devolución de ayudas concedidas dentro del sistema de "tax lease", unos subsidios declarados incompatibles con la legislación europea.

La decisión será tomada por Bruselas el próximo 17 de julio conforme a la propuesta presentada por Almunia, que considera que "nadie puede exigirles a los astilleros que se subroguen a la devolución de esas ayudas". Durante una intervención en el Foro Nueva Economía, Almunia ha explicado que la devolución tendrá que correr a cargo de los grandes inversores que participaron en la financiación de los buques con ventajas fiscales, así como de los armadores que compraron los buques a un precio inferior al del mercado.

No obstante, ha matizado que serán las autoridades españolas las que tendrán que identificar quiénes tienen que devolver las ayudas y qué cantidades. En cualquier caso, ha insistido en que la devolución recaerá en inversores y compradores, en tanto que "los astilleros están fuera de esa responsabilidad", una carga de la que también estarán eximidos los bancos que financiaron a los astilleros.

Según Almunia, se tendrán que devolver las ayudas recibidas desde 2005 a 2011, momento en que se estableció su ilegalidad y se dejaron de recibir. La fecha de inicio coincide con la apertura de una investigación formal a Francia por este asunto, ya que, a juicio de Almunia, es el momento en que se acaba la inseguridad jurídica que había existido al respecto.

Preguntado por las cláusulas privadas por las que los astilleros asumían la responsabilidad de las ayudas recibidas, ha sido tajante al decir que "el derecho europeo es superior a cualquier tipo de contrato privado o civil que pudiera establecerse entre los actores".

Reacción de los astilleros

Mientras Almunia respondía se ha levantado entre la audiencia el presidente de la patronal de astilleros privados PYMAR, Álvaro Platero, quien ha espetado al comisario europeo que "lo que está haciendo supondrá el cierre inmediato de los 19 astilleros de España y el final de la construcción naval".

La patronal de astilleros privados ha señalado este jueves que la propuesta planteada por Almunia supondrá el fin de la industria española. "Es una auténtica falacia que los astilleros queden exentos de la devolución de ayudas concedidas", ha afirmado la consejera delegada de Pymar, Almudena López. Ha explicado que en los contratos con armadores e inversores se incluyen cláusulas que hacen que se trasladen a los astilleros cualquier cambio o riesgo regulatorio.

La propuesta, que deberá aprobarse en Bruselas el próximo 17 de julio, supondrá el inicio de multitud de pleitos, el bloqueo de pedidos y el fin de un sector que da empleo a 87.000 personas en España en menos de un año, han avanzado desde la patronal.

"Ataque contra España"

Asimismo, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha considerado que la propuesta de Almunia es un "ataque contra España". El comisario "sabe perfectamente que eso no es así y que los astilleros son avalistas de esas ayudas", por lo que, en última instancia, serán éstos los que tendrán que devolver las ayudas. Por ello, Alonso ha considerado "inaceptable" su propuesta.

Almunia, según el portavoz del PP, está a punto de adoptar una decisión que es "profundamente discriminatoria contra España y contra los intereses españoles" y que supone un "trato absolutamente desigual respecto del trato que han recibido otros países como Francia".

"Me parece que es un ataque contra España", ha continuado Alonso, quien ha señalado que no pide al comisario europeo, "que es español, nada distinto", sólo que "nos trate igual que a los franceses". Y que "sienta la responsabilidad de 87.000 trabajadores del sector naval en España", ha añadido. Además ha advertido de que la decisión afectaría a la competitividad de la UE en su conjunto, porque los barcos que dejarían de construir los astilleros españoles "los harán otros y no los harán en Europa, los harán fuera de Europa".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios