Menú

De Gescartera a las fincas de la infanta

Nombramientos polémicos por su cercanía a Gescartera y el caso de las fincas de la Infanta han marcado el paso de Viana por la Agencia Tributaria.

1

La carrera de Beatriz Viana al frente de la Agencia Tributaria no ha sido precisamente un camino de rosas. Ocupó el cargo en diciembre de 2011 tras abandonar sus responsabilidades como Jefe de Equipo Regional de Recaudación de la Delegación Especial de la Agencia Tributaria en Madrid.

Una de las primeras decisiones polémicas que tomó esta funcionaria de 51 años y natural de Soria fue la renovación en 2012 de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF). Nombraba a Santiago Menéndez Menéndez –su actual sustituto- como jefe del organismo y colocaba a Pilar Valiente como número dos de antifraude, lo que desataba la polémica.

Pilar Valiente había sido presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el momento que estalló el escándalo Gescartera. Este caso terminó costándole a Valiente el cargo en la CNMV, regulador a quien se acusó de no haber dado publicidad de las negativas de Gescartera a ser inspeccionada en los últimos años de la década de los 90. Beatriz Viana conocía bien la Oficina Antifraude, donde trabajó después de dejar la dirección del gabinete de Rodrigo Rato.

Pero no sería la última vez que Viana saltaría a la palestra. A comienzos de este año, la directora general de la Agencia Tributaria se convertía en víctima de los llamados "micrófonos abiertos". Fue al término de una rueda de prensa convocada para presentar el balance anual de resultados del Departamento de Aduanas. Los periodistas no preguntaron sobre el balance, pero sí sobre Gürtel y Bárcenas. Pensando que el micrófono ya estaba apagado, comentó al término de la rueda de prensa: "No sé ni lo que he dicho. Ahora me van a sacar cualquier barbaridad".

En estos días es otro el escándalo que ha afectado a la ya exdirectora general de la Agencia Tributaria: los supuestos "errores" cometidos por la Agencia en la información remitida al juez Castro para investigar los datos fiscales de la Infanta Cristina en el marco de las averiguaciones sobre el caso Nóos.

Se trata de los 1,4 millones de euros atribuidos a la Infanta Cristina entre 2005 y 2006 justificados por la venta de trece inmuebles que no eran de su propiedad. La Agencia Tributaria remitió a los juzgados un resumen de la documentación fiscal de la Infanta en la que se reflejaban unas ganancias patrimoniales de 1,4 millones de euros un año después de la adquisición del palacete de Pedralbes.

Tras varios desmentidos de la Infanta, Cristóbal Montoro pasó la pelota a la Agencia Tributaria. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha llegado a pedir disculpas a Doña Cristina por la confusión en la Agencia Tributaria. Este miércoles era el propio presidente de la AEAT, Miguel Ferre, quien comparecía para reconocer que dos de los trece errores registrados en el expediente de la Infanta fueron cometidos por funcionarios de la Agencia Tributaria en el volcado de datos.

Tres días después de esta rueda de prensa, Beatriz Viana presenta su dimisión al frente de la Agencia Tributaria, aunque el ministro Montoro afirma que su deseo es seguir trabajando con ella.

Como directora de la AEAT, Viana dirigía la ejecución del Plan de Actuaciones de la Agencia y el funcionamiento ordinario de los servicios y actividades de ésta. También la ejecución de los acuerdos adoptados por el Presidente, el desempeño de la superior jefatura del personal y la elaboración del anteproyecto de Presupuesto y el Plan de Actuación.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios