Menú

España pierde dos millones de trabajos temporales durante la crisis

Los contratos de duración determinada o los servicios que las empresas solicitan a trabajadores autónomos han caído.

3

La economía española ha perdido casi dos millones de contratos de duración determinada desde 2007. Es decir, trabajadores temporales y con baja cualificación, o lo que algunos denominan 'trabajo flexible'. Éste es el retrato de la recesión. En el otro lado de la balanza se sitúa el empleo fijo que casi mantiene los niveles de 2007. Por tanto, España destruye empleo por la parte más débil.

En los últimos diez años se ha extendido la idea de que las relaciones laborales se han flexibilizado en todo el mundo, sin embargo, la realidad en España es bien distinta según el informe Flexibilidad en el trabajo 2013 presentado por la empresa de trabajo temporal Randstad. En un mundo cada vez más globalizado en el que la competitividad no deja de aumentar, unas relaciones laborales más flexibles permitirían a las empresas adaptarse a las circunstancias de su sector más rápidamente.

El estudio se centra en el análisis de los distintos modelos de trabajo flexible en el mundo y su repercusión en la creación de empleo, entendiendo como trabajo flexible toda forma de empleo que permita adaptar rápidamente el número de trabajadores a las necesidades de la empresa, es decir, a través de contratos temporales o dando trabajo a profesionales autónomos. El análisis pone de manifiesto la caída del empleo flexible en España, en el que se engloba el autoempleo o empleo autónomo, los contratos de duración determinada y el empleo a través de las empresas de trabajo temporal (ETT).

El informe clasifica los países europeos en cinco grupos según su situación geográfica y la regulación de su mercado de trabajo. España se encuentra en la franja mediterránea junto a Portugal, Italia, Grecia en el grupo "regidos por la legislación". Según los datos, en estos países hay más cabida para el empleo flexible que las economías que se rigen por el mercado que suelen tener las tasas de trabajo flexible más bajas. EEUU, por ejemplo, es el país con el porcentaje de empleo flexible más bajo, un 11%, mientras que Polonia, es de los más altos con un 42%.

Fuente: Randstad

La empresa de trabajo temporal destaca en el informe que el punto de inflexión del empleo flexible se produjo en 2007, cuando en los países del mediterráneo decreció entre un 19% y un 15%, destacando España, que perdió 1,9 millones de contratos de duración determinada entre 2007 y 2012. Esta pérdida se produjo especialmente en trabajadores de menor cualificación, con una caída de 400.000 puestos de trabajo de este tipo en España. Esa es la parte que no logra integrarse en un mercado laboral dual, que divide al extremo entre temporales y fijos.

La crisis mundial aseveró este descenso pronunciado del empleo flexible en prácticamente todos los países. El descenso más pronunciado se ha observado, según el estudio, en la cuenca del mediterráneo y Escandinavia, especialmente en España y Noruega. En Alemania, el porcentaje de flexibilidad laboral se incrementó del 22,5% en 2000 al 24,4% en 2012, mientras que en España se redujo 10,3 puntos porcentuales, pasando de un 50,2% al 39,9%, durante el mismo período.

Flexibilidad y crecimiento

Del informe de Randstad se desprende una fuerte relación entre el empleo flexible y el crecimiento económico. Tanto es así que, "el trabajo flexible es la primera forma de empleo que se ve afectada por el descenso de la demanda laboral, especialmente en trabajadores más jóvenes y con poca formación", asegura Luis Pérez, Director de Relaciones Institucionales de Randstad a Libre Mercado, pero "también el que más rápido se recupera".

"Es posible, incluso, que la oportunidad de ofrecer trabajo flexible acelere el crecimiento económico. Es por esto por lo que cabe esperar un mayor aumento del empleo flexible en el momento en que las economías de la mayor parte de países occidentales vuelvan a crecer con fuerza", asegura Pérez.

Fuente: Randstad

En el caso de las empresas privadas de empleo, Pérez ha destacado que, pese a que no constituyen más que una pequeña porción de las relaciones laborales "han demostrado un crecimiento que va más allá del ciclo empresarial regular".

Recomendaciones a España

El Director de Relaciones Institucionales de Randstad ha explicado a Libre Mercado las principales recomendaciones de la compañía a España que están basadas principalmente en la OCDE. Estos consejos parten de la necesidad de tener tiempo para evaluar los efectos de la reforma laboral. Randstad prevé que la economía española siga en recesión durante todo el 2013 y que el desempleo toque fondo en el 28% antes de estabilizarse. Con el fin de que mejorar la situación del empleo recomienda:

  • Implementar el plan de empleo lo antes posible e intentar que sea efectivo.
  • Reforzar y modernizar la parte de los servicios públicos que se encargan de la intermediación laboral para garantizar una mejor colocación.
  • Conseguir que las políticas activas de empleo estén orientadas a los resultados y a una mayor empleabilidad.
  • Implementar una formación cada vez más correlacionada con lo que está demandando el mercado laboral e intentar luchar con el abandono escolar.

Fuente: Randstad

El papel de las ETT

La labor de las agencias de trabajo temporal o empresas privadas de empleo permite que las empresas adapten el tamaño de su plantilla a las condiciones económicas facilitando la adecuación al puesto del trabajador. Este tipo de empresas es especialmente útil con los jóvenes que, o bien están estudiando y buscan un empleo con el cual compatibilizar sus estudios, o los que han acabado su formación y buscan su primer contacto laboral.

En este sentido, Pérez destaca el papel positivo de las empresas privadas de colocación de empleo al favorecer las transiciones en el mercado laboral. "Muchos estudios corroboran que a mayor penetración en el mercado de las empresas de trabajo temporal, menor es el desempleo", asegura.

Además, la reforma laboral permite que las agencias privadas de empleo actúen como agencias privadas de colocación. Sin embargo, esa colaboración público-privada todavía no se ha llevado a la práctica. "Lo que demandamos es ir más allá de programas piloto y de planes macro y llevar a la práctica esta medida", dice Pérez que asegura que cree está "muy cerca de conseguirse" y que "será la clave para que el modelo sea eficiente".

El Director de Relaciones Institucionales destaca la importancia de "modelos de eficiencia y experiencia en contratación directa" ya que, "el servicio público de empleo conoce mejor que nadie el perfil de los solicitantes de empleo y las agencias privadas conocen lo que necesitan las empresas", asegura. Además, estos modelos deben ser viables y sostenibles en el tiempo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation