Menú

España se gasta casi el doble que Alemania en construir sus carreteras

El TCE ha analizado la viabilidad de las carreteras cofinanciadas por la UE desde 2000. Las españolas salen mal paradas en el informe.

102
El TCE ha analizado la viabilidad de las carreteras cofinanciadas por la UE desde 2000. Las españolas salen mal paradas en el informe.

El Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) ha sido el último organismo oficial en poner en duda la viabilidad de las autovías españolas. En un informe publicado esta semana donde analiza las carreteras cofinanciadas por la Unión Europea, el TCE concluye que los proyectos viales de España son los más costosos en comparación con los Estados miembros que más fondos comunitarios reciben.

Durante el periodo 2000-2013, la UE ha asignado aproximadamente 65.000 millones de euros para cofinanciar la construcción o renovación de carreteras europeas. El Tribunal ha examinado 24 proyectos de Alemania, España, Grecia y Polonia, países que reciben el 62%de las ayudas, con el objetivo de evaluar si han logrado sus objetivos a un precio razonable. El coste total de los proyectos investigados superó los 3 000 millones de euros.

El resultado del análisis no deja en muy buen lugar a los proyectos españoles. El Tribunal destaca las desigualdades en el coste de los proyectos en los diferentes países, donde la comparativa más sangrante se produce entre España y Alemania. Mientras que en el país germano el coste medio total de carreteras por cada 1.000 metros cuadrados es de 287.000 euros, los subvencionados por la UE en España necesitan casi 500.000 euros, casi el doble.

Como es obvio que las diferencias geográficas entre ambos países son más que evidentes, el Tribunal ha querido eliminar en su análisis todos los elementos que podrían inflar la factura de las carreras españolas. Así, en la categoría de Roadway Construction Cost (costes de construcción de carreteras) el organismo ha eliminado los elementos relacionados con naturaleza y la situación geográfica de cada territorio como los elementos de ingeniería que hacen necesarios la construcción de puentes o túneles.

Pero tal y como se observa en el gráfico anterior, el coste de las carreteras españolas, 160.694 euros por cada 1.000 metros cuadrados, sigue siendo casi el doble que el de las alemanas, 87.217 euros. "Esta es la mejor manera de comparar los costos ya que se han eliminado los elementos orográficos de los países", señala el texto.

Las previsiones de tráfico inexactas

El Tribunal asegura que "no se ha prestado suficiente atención a la rentabilidad de los proyectos, pues la mayoría de los examinados presentaban previsiones de tráfico inexactas. El tipo de carretera elegida no era la más apta para el tráfico que soportaba". En casi todos los proyectos analizados se ha registrado un uso inferior al previsto y el incremento medio del precio con respecto a los planes originales ascendió al 23%.

En este punto también vuelve a aparecer España como un mal ejemplo. El Informe analiza 6 proyectos españoles (tres en Andalucía y tres en Extremadura) y calcula el coste de la construcción de cada kilómetro de estas carreteras teniendo en cuenta el número de usuarios promedio diario.

Este índice sitúa a la autovía que une La Herradura y Almuñécar a través de la A7 como la más costosa del total de tramos analizados, con 4.121 euros por kilómetro. El informe señala que el proyecto ha sido técnicamente muy complejo por la cantidad de operaciones, puentes y túneles que se han realizado, aunque también destaca la mala acogida que ha tenido esta vía para los usuarios. En concreto, la cantidad de tráfico real que ha registrado ha sido de un 50% menor de lo planificado.

El coste total de este impopular proyecto ha sido de 280 millones de euros por sus poco más de 9 kilómetros de extensión. Si comparamos su coste por metros cuadrados la cifra es mucho más significativa ya que de nuevo, el tramo de la Herradura es el más caro de los analizados por el tribunal con 1,2 millones de euros por cada 1.000 metros cuadrados. A esta vía le sigue otro proyecto español, el puente sobre el Genil en la localidad granadina de Loja. La cosntrución tiene un coste por cada 1.000 metros cuadrados de más de un millón de euros.

Respecto al proceso de adjudicación de los proyectos, España no se decanta por las opciones más económicas e incluso encarece los proyectos entre un 20 y 30% de sus presupuesto inicial. Otra carencia que sufre tanto España como Grecia, no hay libre competencia para participar en los concursos, sólo las autorizadas por el Ministerio de Economía puede hacerlo.

Las principales críticas del Tribunal a estos cuatro países han sido las previsiones inexactas de tráfico, "que llevaron a la construcción de carreteras mayores de lo que sería necesario" y los retrasos en la ejecución de los proyectos. "Más grande no significa mejor", aseguró el responsable del informe, Harald Wögerbauer, quien criticó el uso de fondos de la UE para cofinanciar autopistas innecesarias. "Las autopistas sólo deben financiarse con fondos de la UE cuando exista una clara necesidad de tráfico", aseguró el auditor, haciendo referencia a las conclusiones del informe que explican que "en muchos tramos podría haberse utilizado una vía rápida para subsanar el tráfico".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios