Menú

España presenta capacidad de financiación neta con el exterior por primera vez desde 1997

Situación inédita desde la entrada del euro. Incluso en la balanza por cuenta corriente, la economía española está cerca del superávit.

LIBRE MERCADO
44

España ya no necesita dinero del exterior. Al menos entre enero y mayo, su saldo ha sido positivo, en casi 2.500 millones de euros, algo que no ocurría desde 1997. Esto quiere decir que la economía española tiene capacidad de financiación. O lo que es lo mismo, que ha comenzado el proceso de desapalancamiento.

Desde el inicio de la crisis, se ha dicho que el principal problema de España era de endeudamiento, tanto público como privado. Habíamos vivido muchos años por encima de nuestras posibilidades, gastando más de lo que ingresábamos. Ahora llega el momento de pagar esas deudas. Pero para eso primero había que cambiar la tendencia. Y pasar de un saldo neto negativo a uno positivo. Por fin se ha conseguido.

La balanza de pagos es una de esas estadísticas muy técnicas que normalmente pasan desapercibidas, pero son fundamentales para entender la situación de un país. En realidad, lo que hace este informe es analizar la economía española casi como si fuera un agente individual. Y ver cómo es su relación con el exterior (es decir, con el resto de agentes).

Al igual que una familia o una empresa pueden ser financiadores o prestatarios netos (en función de si han gastado más de lo ingresado o no), así se estudia el conjunto de la economía de un país. Pues bien, España ha estado en la segunda categoría durante toda la última década. Siempre hemos necesitado financiarnos en el exterior.

Hasta ahora. Según los datos publicados por el Banco de España, la economía española experimentó en los cinco primeros meses del año, por primera vez desde 1997, una capacidad de financiación (superávit exterior) por importe de 2.487 millones de euros, en contraste con la necesidad de financiación (déficit) de 14.309,3 millones contabilizada en igual periodo de 2012.

Técnicamente, la balanza de pagos siempre tiene un saldo igual a cero, porque los saldos de cuenta corriente y capital se compensan con los de la cuenta financiera. Pero se suele decir que una balanza de pagos es positiva (o tiene superávit) cuando el país en su conjunto está prestando dinero al exterior. Y eso es lo que ha ocurrido con la economía española entre enero y mayo.

Los datos

La capacidad o necesidad de financiación de la economía se mide a partir del saldo agregado de las cuentas corrientes y de capital.

-- Balanza por cuenta corriente: el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente se situó en 1.209,7 millones de euros en los cinco primeros meses de este año, lo que representa un descenso del 92,4% respecto a los 15.997,5 millones registrados en el mismo periodo de 2012. Esta disminución se debió principalmente a la "notable" corrección del déficit comercial y a la mejora de los saldos de rentas y de servicios, mientras que el déficit de la balanza de transferencias corrientes se incrementó ligeramente.

  • Déficit de la balanza comercial: se situó hasta mayo en 2.768,1 millones de euros, un 79,3% menos que en el mismo periodo de 2012, con las exportaciones creciendo al 8,6% y las importaciones bajando al 2,4%. Según el Banco de España, la reducción del déficit comercial se explica por la "apreciable" ampliación del superávit no energético y, en menor medida, por la disminución del déficit energético.
  • Balanza de servicios: el superávit ascendió a 12.752,5 millones de euros, un 12,9% más que un año atrás, como resultado de la ampliación tanto del superávit del turismo y viajes como de otros servicios. Así, el superávit de la rúbrica de turismo y viajes alcanzó los 10.468,2 millones en los cinco primeros meses del año, un 5% más que en igual periodo de 2012, mientras que el saldo de los otros servicios contabilizó un superávit de 2.284,3 millones de euros, un 72,9% más.
  • Balanza de rentas: el déficit disminuyó hasta los 5.716,9 millones de euros hasta mayo, frente a los 8.645,8 millones del mismo periodo del año pasado, en tanto que la balanza de transferencias corrientes aumentó ligeramente hasta 5.477,3 millones, un 5% más.

-- Cuenta de capital: por otro lado, la cuenta de capital, que recoge, entre otros conceptos, las transferencias de capital procedentes de la UE, contabilizó un superávit de 3.696,7 millones de euros, frente a los 1.688,2 millones del mismo periodo del año pasado.

De esta manera, la suma de la cuenta corriente y de capital da ese histórico saldo positivo de 2.487 millones de euros.

-- Operaciones financieras: la última parte de la balanza de pagos es la que recoge las operaciones financieras de los distintos sectores residentes, excluido el Banco de España, medidas por el saldo de su cuenta financiera. Entre enero y mayo, se originaron entradas netas de capital por valor de 40.345 millones de euros, frente a las salidas de 165.064,2 millones de un año atrás.

En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior aumentaron hasta mayo en 48.553,5 millones de euros, en contraste con el recorte de 176.612,9 millones registrado en los cuatro primeros meses del año pasado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios