Menú

El 'efecto Mercadona': riqueza, ahorro y empleo a pesar de la crisis

Emplea a 74.000 personas de forma directa y a 320.000 de forma indirecta. Por cada nuevo supermercado abren diez tiendas.

105
Emplea a 74.000 personas de forma directa y a 320.000 de forma indirecta. Por cada nuevo supermercado abren diez tiendas.
El presidente de Mercadona, Juan Roig | Archivo

Mercadona se ha convertido por méritos propios en el gran referente de la alimentación en España. El grupo que preside Juan Roig, fundado hace más de 30 años, no ha dejado de crecer y, por tanto, de generar riqueza, prueba inequívoca del buen servicio que ofrece a sus clientes.

En la actualidad, cuenta con cerca de 1.400 establecimientos; en la última década, ha abierto un promedio de 73 supermercados al año, a un ritmo del 8% interanual; desde 1997, su facturación ha crecido a una media del 17% y su beneficio neto a una tasa del 23% anual -hasta los 508 millones de euros en 2012-.

Sin embargo, estos buenos resultados no sólo afectan a la empresa sino que impactan de diversas formas en la economía española mediante el aumento de la actividad productiva, el empleo y el ahorro, según muestra un informe publicado este lunes bajo el título La prosperidad compartida de Mercadona, elaborado por la consultora KPMG y Deusto Business School.

Generación de riqueza

El informe señala que Mercadona contribuye "significativamente" al PIB español. En concreto, la aportación bruta de la empresa a la riqueza nacional se ha multiplicado por cinco en la última década, hasta alcanzar los 3.570 millones de euros en 2012, equivalente al 0,34% del PIB.

Además, la productividad de la empresa casi se ha duplicado desde 1997, desde los 140.700 euros por empleado hasta los 257.800 euros en 2012, frente al escaso aumento del 10% que presenta el conjunto de la economía española durante el mismo período.

Este importante avance es consecuencia de elevado nivel de inversión. Su filosofía parte de la base de que la única forma de crecer es invirtiendo. Por ello, ha destinado casi 6.500 millones de euros al desarrollo de su negocio en los últimos 15 años, dedicando una media de 40 millones al año en mejorar la formación de sus empleados bajo el convencimiento de que ello redundará en más ventas y una mayor satisfacción del cliente, tal y como prueban sus envidiables resultados.

Fomento del ahorro

La clave de su éxito consiste en ofrecer productos de calidad a muy bajo precio. No en vano, es el distribuidor más económico en productos de alimentación, destacando, sobre todo, por sus bajos precios en segmentos muy representativos de la cesta de la compra, tales como carne y pescado. Esta estrategia ha logrado triplicar su clientela en la última década. Así, en 2012, cerca de 4,7 millones de hogares (12,6 millones de españoles), más del 25% del total, compraron habitualmente en Mercadona, según el informe.

El estudio estima que Mercadona permite un ahorro de hasta 157 euros al año por hogar en comparación con el coste medio de la compra y de hasta 700 euros frente a las distribuidoras más caras. Esto supondría un ahorro máximo de 3.200 millones de euros para el cómputo total de sus clientes frente a los establecimientos menos económicos, de modo que este dinero no gastado en alimentación ha podido destinarse a otras actividades, impulsando así el resto de sectores productivos, con la consiguiente creación y mantenimiento de empleos (hasta un total de 94.000 gracias a ese excedente procedente del ahorro).

Creación de empleo

Por último, el informe destaca el impacto de Mercadona en la generación y mantenimientos de puestos de trabajo, tanto directos como indirectos. En primer lugar, el grupo contaba con 74.000 empleados indefinidos en 2012, multiplicando por seis su plantilla desde 1997 y creando 14.000 puestos durante la crisis. Además, ofrece empleo de alta calidad, ya que fue la empresa de distribución mejor posicionada en cuanto a clima laboral y reputación interna el pasado año.

Sin embargo, a ello cabe sumar sus 105 interproveedores, compañías ligadas a Mercadona a largo plazo, encargadas de suministrar sus cuatro marcas blancas (Hacendado, Bosque Verde, Deliplus y Compy), y que emplean de manera directa a cerca de 41.000 personas. Además, dichas empresas cuentan con su particular cadena de suministro, de modo que, el empleo indirecto creado por los proveedores e interproveedores de Mercadona asciende a 283.000 personas, según dicho estudio. En total, sumando el empleo directo e indirecto, Mercadona genera 398.000 empleos.

Y ello, sin contar un último efecto relacionado con la apertura y mantenimiento de otras tiendas en aquellos barrios donde abre uno de sus supermercados. Y es que, por cada nuevo establecimiento se genera una actividad económica a su alrededor que se traduce en la apertura de otros diez comercios minoristas, cuya actividad no está relacionada con la alimentación, debido a la mayor afluencia de público. Las estimaciones indican que, desde 2002, la apertura de nuevos centros de Mercadona ha generado más de 18.000 puestos de trabajo en pequeñas tiendas de barrio.

Temas

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios