Menú

El Gobierno ultima la venta de Novagalicia

El presidente del FROB asegura que el análisis previo al posible proceso competitivo está "prácticamente finalizado".

0

Los días de Novagalicia como banco público podrían estar cerca de su fin. El Gobierno ultima el proceso de venta de NCG Banco, la sociedad que se formó tras la fusión de Caixa Galicia y Caixanova. Aún no hay comprador, aunque desde el Ministerio de Economía se apunta a que hay varias entidades extranjeras que podrían estar interesadas. Por ahora, hay más dudas que certezas, pero el primer paso en el proceso de des-nacionalización de las cajas de ahorros rescatadas podría completarse este mismo otoño.

Este martes, el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, ha asegurado ante la subcomisión del Congreso sobre Reestructuración Bancaria que "está prácticamente finalizado el análisis previo a la toma de la decisión sobre el inicio del posible proceso competitivo, que se prevé en su caso pueda iniciarse los últimos días del presente mes de septiembre". ¿Y esto qué quiere decir? Pues que BNP Paribas, la entidad a la que se le encargó un estudio "detallado" de los activos del banco gallego está a punto de entregar al Gobierno su informe definitivo. A partir de ese momento, se abrirá la subasta y los postores podrán presentar sus ofertas.

Ante esta situación, la cuestión reside en saber si habrá alguien interesado y si ese alguien estará dispuesto a pagar una cantidad que el Gobierno considere adecuada. Y curiosamente, en Economía se respira un cierto optimismo. Al parecer, varias entidades extranjeras habrían preguntado por el futuro del NCG Banco.

Tras las inyecciones de liquidez del FROB su situación financiera no sólo no es desesperada, sino que podría calificarse incluso de solvente. "Tiene más depósitos que préstamos", apuntan en el Gobierno, "está muy saneada". Se ha hablado de que hasta cinco fondos se han interesado por su futuro.

Evidentemente, el problema no es éste, sino cuánto se recuperará de lo que ha puesto el Estado. El Gobierno ha puesto 8.983 millones del contribuyente español, por lo que es más o menos lógico que la entidad esté en una situación financiera estable. El problema es que según las últimas cuentas del FROB, el valor en libros de la entidad apenas superaba los 2.330 millones a finales de 2012. O dicho de otra manera, se reconocían unas pérdidas de más de 6.600 millones.

En estos momentos, el FROB es titular del 62,75% de la entidad, mientras que el Fondo de Garantía de Depósitos tiene el 25,57%, tras un proceso de canje de subordinadas e híbridos que según Restoy "ha tenido un impacto positivo en el patrimonio de NCG de aproximadamente 1.959 millones de euros. A partir de aquí, todo lo que sea colocar la participación del Estado por encima de esos 2.330 millones de los que hablábamos antes probablemente se consideraría un triunfo. Aunque no querrá decir, ni mucho menos, que el rescate de las antiguas cajas haya sido gratis. La aventura de los políticos gallegos que jugaron a ser banqueros es seguro que costará mucho dinero a los ciudadanos españoles.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD