Menú

Isha-Kandisha, o cómo hacer de la bisutería artesana un negocio

Las plumas, la cola de ratón y el ganchillo destacan entre los materiales más utilizados por Isha-Kandisha.

3
Las plumas, la cola de ratón y el ganchillo destacan entre los materiales más utilizados por Isha-Kandisha.
Paula Grech, fundadora de Isha-Kandisha I D.Alonso.

La fiebre del Do It Yourself (DIY), o hazlo tú mismo, ha llegado con fuerza a España. Moda, bisutería, artículos de decoración... cualquier campo es válido para dejar volar la imaginación y elaborar nuestros propios complementos. Sin duda, la crisis económica es uno de los motivos de peso de su popularidad, pero también se ha convertido en una actividad divertida que, además, tiene como valor añadido que los productos que se fabrican son únicos.

Pero, con el DIY no sólo se puede ahorrar, sino también ganar dinero. Son muchos los españoles que han sabido rescatar las labores manuales y convertirlas en un buen modelo de negocio. A través de internet, en tiendas o en ferias artesanas, estos nuevos empresarios venden sus colecciones a un nicho de mercado en auge.

Un buen ejemplo de esta práctica es el caso de madrileña Paula Grech y su firma Isha-Kandisha, dedicada a la venta de bisutería artesanal. A través de su web, vende originales collares, pulseras y tobilleras hechas a mano en su taller de Boadilla. En un encuentro con Libre Mercado, Grech repasa lo provechoso que puede resultar combinar el hobby y el trabajo en estos tiempos.

Pregunta: Cuéntame un poco sobre tu trayectoria profesional, ¿a qué te dedicabas antes de fundar tu negocio?

Respuesta: Estudié Anticuariado y he tenido mi propio taller de restauración de muebles. Después de casarme y tener a mis hijos, acabé cerrando el taller. Luego monté un centro de estética, pero me estrellé. Esa etapa fue muy dura porque perdí mucho dinero y, ahora, intento llevar este negocio con la máxima prudencia.

¿Cómo surge la idea de crear una empresa de bisutería artesanal?¿Cómo ha evolucionado el negocio hasta ahora?

Cuando cerré el centro de estética me vi muy aburrida porque yo no puedo estar sin hacer nada. Un día, una prima mía me enseñó cuatro nociones para hacer collares. Empecé a hacerlos en casa y, como tuvieron muy buena acogida, me decidí a alquilar un local y monté un taller hace dos años. Seis meses después de empezar a trabajar en el taller, una agencia de comunicación se puso en contacto conmigo porque les gustó el producto, me hizo una buena oferta y empecé a trabajar con ellos.

Con ellos he hecho la inversión más significativa. Cambié mi página web, he contratado un community manager, para que me mueva la web por las redes sociales, y he lanzado la tienda de venta online hace una semana.

¿Qué significa Isha-Kandisha ?¿Por qué eliges ese nombre?

He vivido hasta los 9 años en Marruecos y allí la Isha-Kandisha es como El Coco en España, una especie de monstruo que utilizan los padres para que los niños se vayan a pronto dormir. La leyenda cuenta que es un ser mitológico con cuerpo de mujer que sale con la luna llena, embauca a los hombres y se los lleva. Toda mi familia ha vivido con ese mito y, además, es un nombre que suena bien.

¿Cuál es tu producto estrella y cuánto cuesta?

Un collar con plumas de cola de ratón que cuesta unos 70 euros.

¿Tienes miedo a que te copien?

Ya me han copiado. Hay gente que tiene maña y te lo copia, pero yo tengo mucha imaginación y estoy constantemente haciendo cosas nuevas. No me preocupa.

¿Tienes empleados a tu cargo?

Tengo a dos amigas que me ayudan a hacer los collares. Una que empezó ayudándome gratuitamente y ahora la pago por horas. La otra ha empezado hace poco y no la pago porque no la puedo pagar. Fue ella la que me propuso venir a mi taller a ayudarme porque quería aprender a hacer los collares y yo encantada.

Por el momento, ¿cubres gastos?¿Cuándo crees que podrás recoger los primeros beneficios?

De febrero a julio he ido cubriendo gastos, en septiembre me ha ido fatal pero mi previsión es recuperar todo lo invertido entre noviembre y diciembre. Todavía no tengo sueldo y dedico 5 horas por la mañana y 5 por la tarde a este negocio, de lunes a domingo. Pero estoy contenta, trabajo en algo que me gusta y que poco a poco va evolucionando positivamente. Le doy dos años para que el negocio marche como la seda.

¿Es un negocio del que se puede vivir o sólo te aporta unos ingresos extra?

Ahora no vivo de esto, pero pretendo hacerlo en el futuro. Creo firmemente en mi producto.

La inversión, la cruz de cualquier empresario, ¿cuánto dinero se necesita para sacar adelante una empresa como esta? ¿De dónde obtuviste la financiación?

De mis ahorros. Al mes tengo unos gastos de cerca de 1.500 euros, entre el community manager, la agencia, el salario de mi amiga, el alquiler del local y los materiales.

¿Tu entorno te tomó en serio cuando les dijiste que ibas a dedicarte a hacer collares?

Al principio no, e incluso se reían. Ahora, que ven que me va mejor, que las revistas de moda sacan mis productos, que las famosas se lo ponen y que me hacen entrevistas los medios, ha cambiado bastante la forma en que me ven.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios