Menú

Bankia y FCC ponen a la venta la inmobiliaria Realia

La entidad nacionalizada y el grupo que controla Esther Koplowitz suman una participación del 57,6%, valorada en más de 144 millones de euros.

Lm/agencias
0

Los principales accionistas de Realia -FCC y Bankia- han seleccionado a Goldman Sachs International para el proceso de búsqueda de ofertas que permitan su salida de la inmobiliaria, en la que suman una participación del 57,6%, valorada en más de 144 millones de euros, según los precios de cierre de hoy.

Según ha indicado la inmobiliaria participada en un 30% por FCC y en un 27,6% por Bankia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Goldman Sachs será la encargada de canalizar y gestionar este proceso.

Dentro del marco del acuerdo reestructuración de la deuda de su negocio residencial, la inmobiliaria ha seleccionado al banco de inversión para las actuaciones necesarias que permitan obtener la aportación de fondos por inversores y la búsqueda de ofertas para la salida de los accionistas interesados en desvincularse de la sociedad.

En el marco del plan estratégico con horizonte 2015, FCC tiene previsto un programa de desinversiones por 2.200 millones que se extienden a los activos considerados ahora no estratégicos, fundamentalmente FCC Energía, Realia o Globalvía.

FCC está pendiente también de cerrar la venta de su división de mobiliario urbano, Cemusa, mientras mantiene contactos con fondos para desprenderse de sus activos de energías renovables.

Bankia tiene de plazo hasta el 2016 para desprenderse de su participación en la inmobiliaria, que perdió 17,3 millones de euros entre enero y septiembre, el 20% más que en los nueve primeros meses de 2013, afectada por las provisiones.

A finales de septiembre, la inmobiliaria cerró el acuerdo alcanzado en julio con sus entidades acreedoras para reducir de 847 a 792 millones la deuda de su negocio residencial y ampliar el plazo de amortización 3 años, hasta el 30 de junio de 2016.

Tras formalizar la extensión y reestructuración del endeudamiento correspondiente a su negocio residencial, la deuda neta de Realia asciende a 2.182 millones de euros a 30 de septiembre. El proceso de refinanciación conllevó además la salida de Barclays y de Kutxabank del sindicato bancario.

La compañía se ha comprometido además a negociar con terceros la obtención de fondos suficientes para acometer el pago en metálico de la deuda "en un porcentaje significativo".

Fuentes financieras señalan además que la banca acreedora analizaba la posibilidad de que Realia liquidase activos, también patrimoniales, para hacer frente a las deudas contraídas. Los títulos de la inmobiliaria han subido este jueves un 1,12% hasta los 0,9 euros por acción.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios