Menú

Rajoy promete más reformas: "Queda la parte más importante"

El presidente modera el optimismo imperante en el Gobierno. "Todavía estamos lejos de alcanzar los objetivos propuestos", admite ante empresarios.

56

Mariano Rajoy trató de rebajar la euforia imperante en el Gobierno ante los últimos indicadores económicos. "Vamos en la buena dirección, pero todavía estamos lejos de alcanzar los objetivos propuestos", reconoció. Tanto es así que pidió continuar con las reformas "hasta que podamos decir, sin faltar a la verdad, que España ya ha salido de la crisis".

Previamente, tuvo que escuchar fundamentalmente dos quejas de Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos. Por un lado, le instó a adelantar "lo antes posible" la bajada de impuestos. Esto es, que no espere al final de la legislatura -el jefe del Ejecutivo avanzó que el anuncio llegaría a mediados de 2014- sino que aproveche la coyuntura actual para dar el paso. Algunas comunidades del PP ya están tomando medidas en este sentido. Por otro, puso encima de la mesa la caída del crédito, que aseguró que es "la gran asignatura pendiente".

Pese a este toque de atención, no se puede decir ni mucho menos que Rajoy recibiera ningún tipo de rapapolvo. Francisco González, responsable del BBVA, prácticamente calcó su intervención sobre la situación económica -estamos mejor, pero hay que seguir trabajando- y defendió que "tenemos un gobierno fuerte y estable, que es una ventaja que otros no tienen". También habló de Cataluña, ni más ni menos que para denunciar los datos "sesgados" de Artur Mas, pero Rajoy no hizo ningún tipo de mención.

"Ni un momento de relajación"

El presidente recogió el testigo evitando la euforia. "No estamos en una navegación fácil" aunque el proceso de cambio está en marcha, argumentó en distintas ocasiones. Mientras que algunos de sus ministros, en especial Cristóbal Montoro, ya vislumbran la salida de la crisis, Rajoy pidió no caer en la "relajación o el sosiego". "Ni un momento de relajación", insistió.

La etapa de "profundos" cambios ha de continuar, proclamó. Hasta el punto de que aún queda "la parte más importante", si bien no dio detalles como tampoco se refirió a la prometida bajada de impuestos, salvo para confirmar que en enero el sector pagará el IVA una vez cobradas las facturas. "No nos hemos ganado el derecho a relajarnos, ni si quiera un minuto", continuó en ese mensaje de que falta mucho para que España vuelva a ser una locomotora económica.

Sí entró en la dificultad de los emprendedores para encontrar financiación. Pero quiso recordar que, sin la reforma financiera, "literalmente hoy no tendríamos un sector viable". En todo caso, reconoció que "todavía no está cumpliendo su función -de dar dinero- salvo excepciones", y prometió trabajar en este sentido.

Entrando en materia, anunció que el Gobierno va a ampliar a trabajadores a tiempo parcial el contrato indefinido de apoyo a emprendedores y que la tercera fase de pago a proveedores atenderá 13.000 millones de euros de facturas que podrán cobrarse desde noviembre. Si bien, la idea que quiso transmitir es que ni el Gobierno ni el sector pueden dormirse en los laureles.

"Queda mucho por hacer, pero no es poco lo que hemos hecho", reivindicó. Como él, el presidente de BBVA sacó pecho de que ya nadie pregunte por un posible rescate. Aunque, en la recta final de su intervención, Rajoy volvió a poner en alerta: "Hay que mantener el ritmo de las reformas y el esfuerzo colectivo" porque "es muchísimo lo que queda por hacer antes de sentirnos satisfechos". Y se refirió en concreto a los ciudadanos: "Es evidente que no hemos llegado al final del viaje (…) y es muy importante que los españoles puedan comprobar que los sacrificios no se hacen en vano".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation