Menú

Cómo ahorrar hasta 3.600 euros en su declaración antes de fin de año

Los expertos aconsejan adelantos de hipoteca, donaciones a ONG o la inversión en nuevos negocios para conseguir tributar menos.

Los expertos aconsejan adelantos de hipoteca, donaciones a ONG o la inversión en nuevos negocios para conseguir tributar menos.
El contribuyente puede desgravarse de impuestos en la recta final del año | Cordon Press

Según los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), un contribuyente puede estar dejando de ahorrar de media 3.591 euros en su declaración de la renta por no acogerse antes de que termine el año a algunas de las deducciones más comunes y no aprovechar los cambios introducidos en la ley del IRPF.

Entre las deducciones más destacadas por los expertos, estaría la posibilidad de adelantar parte de la hipoteca, que reportaría un ahorro fiscal de hasta los 624 euros adicionales -para aquellos que compraron la vivienda cuando el incentivo fiscal estaba vigente, antes del 2013-. La deducción por medio de cuotas de afiliación y donativos a las ONG, que desgrava la cantidad en un 25%, u otras entidades sin ánimo de lucro, que reducirían en un 10% el importe "invertido". A su vez, Gestha destaca que en este ámbito algunos programas de mecenazgo, como la restauración, conservación o rehabilitación del Patrimonio Histórico, llegan a reportar un ahorro del 30% de la cantidad donada.

Las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos son otra forma de que el contribuyente obtenga algún beneficio adicional. En base a un máximo de 600 euros anuales, podrá ahorrarse en la factura fiscal unos 157 euros de media, dependiendo la renta, la comunidad autónoma y la contribución del contribuyente.

En función de la renta, las ventajas fiscales las acaparan, principalmente, los contribuyentes con mayores ingresos (más de 60.000 euros anuales, un 3,5% del total de contribuyentes). El ahorro con las cinco deducciones más comunes del IRPF para un sueldo de 60.000 o superior reportan al contribuyente más de 3.600 euros, mientras que apenas superan los 500 euros de desgrave para sueldos de hasta 1.500 euros.

Consejos por parte de Gestha

Los planes de pensiones son una buena forma de ahorrar en impuestos ya que, previsiblemente, se subirán para el próximo año las tarifas sobre la Renta desde los 0,75 hasta los 7 puntos dependiendo del nivel de ingresos. El ahorro fiscal puede llegar desde un mínimo del 24,75% hasta el 56% del dinero invertido, dependiendo de la comunidad autónoma. La cantidad máxima permitida que uno puede aportar a este tipo de planes es de 10.000 euros, elevándose a 12.500 euros si el partícipe tiene más de 50 años.

Además, este máximo no puede superar el 30% de los rendimientos del trabajo del inversor o del 50% si tiene más de 50 años. A su vez, los expertos aconsejan realizar aportaciones a un plan de pensiones de un máximo de 2.000 euros a nombre del cónyuge si éste carece de rentas del trabajo, o éstas no superan los 8.000 euros. También son deducibles las aportaciones a favor de familiares con discapacidad hasta un tercer grado de parentesco.

Deducción por vivienda habitual

El contribuyente que tuviera una vivienda adquirida antes de 2013 podrá deducirse hasta el 15% del pago adicional realizado antes de que acabe el año, con un límite de 9.040 euros. Por su parte, los contribuyentes del País Vasco y Navarra podrán deducirse por medio de su vivienda habitual aunque se haya construido después del 1 de enero de 2013 al tener un IRPF diferente.

Los beneficios en la venta o alquiler del inmueble

La ganancia obtenida por aquel contribuyente que haya vendido su casa durante el presente año tendrá que tributar entre un 21% y un 27%, excepto si decide reinvertir el total o una parcialidad del importe obtenido.

Por otra parte, Gestha aconseja revisar los gastos del inmueble a aquellos que posean viviendas secundarias vacías y quieran evitar engordar su factura del IRPF, ya que Hacienda el 1,1% del valor catastral de la vivienda como un ingreso. Asimismo, los expertos establecen que si los gastos por IBI, comunidad, amortización, etc., superan el importe anual que el dueño recibe por su alquiler, no sólo será nula su tributación en el IRPF, sino que, además, puede generar rendimientos negativos que se compensen con otras posibles rentas que declare el contribuyente.

Venta de acciones u otros bienes

Aquellas ventas de acciones u otros bienes que el contribuyente tenga desde hace menos de un año tendrán que tributar en la base especial con tipos más altos, que varían del 21% al 27%. Es por ello por lo que Gestha recomienda a todos aquellos que quieran vender un bien determinado, que esperen a tener una antigüedad en el objeto de más de un año para venderlo y poder tributar en la base general.

Ley de Emprendedores

Con el objetivo de incentivar la creación de nuevas empresas, la ley de Emprendedores aprobada el pasado septiembre permite una deducción del 20% de la inversión realizada en la cuota estatal del IRPF.

La base máxima de la deducción está limitada a 50.000 euros y la participación del inversor dentro de la nueva empresa no podrá ser superior al 40% del capital de la entidad. Además, el inversor se tendrá que comprometer a mantener su inversión por un plazo de entre tres a doce años.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro