Menú

Fedea advierte: nada apunta a una recuperación firme en España

Los grandes indicadores adelantan una situación de estancamiento. Sólo las exportaciones permiten ser algo más optimistas.

52

La economía española podría haber tocado fondo. Ésta es la buena noticia. La recuperación real no se atisba en el horizonte. Ésta, la mala. La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) presentaba este lunes en Madrid su balance de los dos primeros años de legislatura. Y su diagnóstico está claro: puede que lo peor haya pasado ya, pero nos encontramos todavía lejos de la senda del crecimiento sostenido. Vamos, que el derrumbe se ha terminado, pero la remontada todavía no ha comenzado.

Michele Boldrin, catedrático en la Washington University de St. Louis (EEUU) y director de Fedea, cree que "hemos parado la caída", pero no se ven indicios de crecimiento sólido a medio plazo. ¿Y esto es suficiente? Pues según. En su opinión, el Gobierno de Mariano Rajoy se merece "entre un 5 y un 6" por su labor de estos dos años. Sus reformas puede que no hayan tenido la "profundidad suficiente", pero han servido para estar "mejor que el resto de los países del Mediterráneo [Italia y Grecia]", aunque se mantenga el "retraso" con el norte de Europa: "La economía española ha conseguido salvarse. La parte sana resiste. Pero faltan intervenciones más radicales y no lo veo. El Gobierno ha hecho algo en 2013, pero para 2014 necesitamos más coraje".

En este sentido, los cuatro intervinientes en la presentación, José Ignacio Conde-Ruiz, Juan Rubio-Ramírez y Marcel Jansen, todos ellos catedráticos de Economía y habituales de Fedea, han destacado la misma idea: aunque se han hecho algunos avances, quedan muchas cosas por hacer. Tras cinco años de crisis, son numerosas las reformas que aún están pendientes o que sólo se han acometido de forma muy limitada. Y ya no vale con el modelo imperante en la última década. Como explicaba Conde-Ruiz, "queda mucho por hacer. [La recuperación llegará] primero con inversión y luego con consumo. Por eso, necesitamos reformas que atraigan la inversión".

Un patrón similar

Lo cierto es que prácticamente todos los gráficos usados en las presentaciones muestran un patrón similar. Primero hay una enorme subida desde mediados de los noventa hasta 2006-2007. Luego se produce un súbito desplome entre 2008 y 2012. Y en los últimos meses puede intuirse, con mucha precaución, una tendencia a la estabilización.

En el lado positivo, el Índice de Actividad Económica de Fedea, un indicador propio que trata de adelantar la evolución de la actividad, está cerca de volver al equilibrio, tras casi cinco años seguidos en negativo.

Fedea

A esto puede añadirse la buena cifra en las exportaciones. Como puede verse en el siguiente gráfico, las ventas al exterior no sólo han crecido en términos absolutos, sino que también están ganando peso respecto al PIB nacional. En la comparación, España ya exporta un porcentaje del PIB superior al de Francia o Italia, una situación desconocida en las últimas décadas.

Fedea

Los demás datos no son tan esperanzadores. Como puede verse en los siguientes gráficos, tanto el Índice de Producción Industrial, como la Formación Bruta de Capital Fijo sobre el PIB siguen muy lejos de nuestros mejores años. Éste último indicador, especialmente, es muy relevante a la hora de anticipar un crecimiento sostenido y sostenible a medio plazo, pues habla de inversión y confianza empresarial en el futuro.

Fedea

Fedea

En este sentido, ni la cifra de empresas destruidas (seguimos cerca de las 400.000) o creadas (alrededor de 320.000, lejos del pico de 2007-2008) permiten que se desborde el optimismo. Si a eso se suma una atonía en la concesión de créditos, que habla tanto de la desconfianza del sector financiero como de la falta de peticiones con garantías de solvencia, la foto no puede ser especialmente alegre.

Fedea

Fedea

Fedea

Tampoco el sector público está para dar saltos de alegría. Los cálculos de Fedea apuntan a que en 2013 España volverá a incumplir su objetivo de déficit público. Del 6,5% del PIB que hay pactado con Bruselas, se podría pasar a un 7,2% aproximadamente. En este sentido, Rubio-Ramírez destaca que lo importante no es tanto la cifra en sí misma, como el hecho de que las administraciones públicas lleven cinco años seguidos sin ser capaces de controlar sus cuentas públicas. En su opinión, existe un problema de ingresos, muy relacionado con el deficiente diseño del sistema tributario.

Fedea

Al final, todo esto se traduce en la cara más amarga de la crisis, la de esos seis millones de parados que miran al futuro cada día con menos confianza. Para Jansen, "la debacle del empleo está tocando fondo", pero eso no quiere decir que se atisbe su recuperación. Desde el tercer trimestre de 2007 se han perdido 3,9 millones de puestos de trabajo (3,2 millones de asalariados del sector privado). La pregunta ahora es cuánto tardarán en recuperarse.

Fedea
Fedea

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation