Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El rescate público de Novagalicia cuesta casi 500 euros a cada familia

El Frob inyectó casi 9.000 millones de euros para rescatar la entidad, pero tan sólo ha recuperado 712 millones con su venta a Banesco.

28
Novagalicia fue nacionalizada por el Estado para evitar su quiebra | Archivo

Lejos quedan aquellas promesas del Gobierno de Mariano Rajoy, en las que aseguraba que el rescate público de las cajas de ahorros no costaría ni un euro al bolsillo de los contribuyentes. A mediados del pasado año, tras acordar con los socios comunitarios un rescate financiero de hasta 100.000 millones de euros, el Ejecutivo del PP afirmó que la salvación de las entidades quebradas "no tendrá coste para los ciudadanos".

Sin embargo, más allá de las cuantiosas pérdidas estimadas que Bruselas ha obligado a contabilizar como déficit público, el Estado ya se ha anotado, por el momento, unos números rojos reales de más de 8.000 millones de euros tras la venta de su participación en Novagalicia Banco (NCG). Es decir, este dinero ya no se recuperará.

Banesco, el mayor banco privado de Venezuela, se ha adjudicado este miércoles la entidad gallega en la subasta organizada por el Gobierno. En concreto, ha comprado el 88,3% de Novagalicia con una oferta de 1.003 millones de euros, que pagará de aquí a 2018 -el 40% ahora y el 60% restante en los próximos años-, y sin reclamar ningún tipo de ayuda adicional, según la nota remitida por el Fondo de rescate bancario (FROB), perteneciente al Estado.

El problema es que el rescate público de la caja asciende a un total de 8.981 millones de euros, según los datos oficiales del Banco de España: 1.162 millones en preferentes del FROB 1; otros 2.465 del FROB 2; y un 5.425 millones a través del rescate europeo.

Banco de España

El FROB ha vendido a Banesco el 62,7% del capital que poseía en NCG, y el Fondo de Garantía de Depósitos -formado por el resto de entidades financieras- su 25,6%. De este modo, el Estado ha cobrado 712 millones por su participación, pese a haber aportado casi 9.000 millones, con lo que las pérdidas para el contribuyente ascienden a 8.269 millones de euros. Esto significa que el el rescate público de NCG ha costado a cada familia cerca de 475 euros.

El FDG, por su parte, ha ingresado 291 millones con la venta, frente a los 802 millones inyectados en Novagalicia, con lo que el sistema financiero asume unas pérdidas de 511 millones.

La entidad venezolana, que también se hizo recientemente con el Banco Etchevarría, asume el control de Novagalicia dispuesta a mantener la gestión, la sede, la obra social en la región, el empleo y la mayoría de las oficinas. La compra incluye también dos carteras de préstamos morosos del grupo gallego y se hace sin ofrecer un esquema de protección de activos o garantía adicional a los compromisos iniciales ofrecidos por el FROB sobre determinados riesgos en el futuro.

El FROB ha elegido al ganador después de estudiar las propuestas del Banco Santander, BBVA, CaixaBank y los fondos de inversión Guggenheim y JC Flowers-Oak Tree, recibidas el pasado lunes.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Oscuro episodio entre Rocío Carrasco y su hija: acabaron en el juzgado
    2. El PP alerta sobre "el cambalache" PSOE-Ciudadanos: "El cambio" incluye a VOX
    3. La maldición de la Lotería: muchos ganadores acaban solos y arruinados
    4. Podemos suplanta a Aznar para evitar el batacazo de participación en sus primarias
    5. El trágico pasado de Merche Perera, madre de Suso y villana involuntaria de 'GH VIP'
    0
    comentarios

    Servicios