Menú

Quince gráficos demoledores sobre el mercado laboral español

Nuestro país destaca, de forma negativa, en todas las estadísticas sobre empleo en Europa. Sólo Grecia tiene cifras comparables.

23
Nuestro país destaca, de forma negativa, en todas las estadísticas sobre empleo en Europa. Sólo Grecia tiene cifras comparables.
Pintada contra el paro, en un muro de Sevilla. | Cordon Press

Este martes, la Comisión Europea publicaba su informe anual sobre la situación social y laboral de la UE. Son más de 500 páginas de estudio sobre todos los aspectos del mercado de trabajo, desde la temporalidad, la inserción de los jóvenes, el tránsito de la escuela a la fábrica, las tasas de actividad de los diferentes grupos de la población o la evolución durante la crisis.

En un trabajo de esta dimensión, hay espacio para todo tipo de estadísticas, tablas y gráficos. Además, con 27 países a analizar, no es fácil organizar el trabajo, que no se convierta el documento en una ensalada de cifras, imposible de leer.

Y precisamente por esta circunstancia, la gran cantidad de información disponible, hay algo que salta a la vista. Prácticamente en todas las clasificaciones, España está en los últimos puestos de la lista (o los primeros, según como se mire). Los holandeses, franceses o alemanes tienen que buscar con cuidado a sus países. Cada uno tiene su problemática. Puede que en el empleo a tiempo parcial estén en mitad de la tabla, en desempleo entre los jóvenes tengan buenas cifras y caigan algo en lo que hace referencia al desarrollo de la crisis.

Los españoles lo tienen más fácil. Sólo deben buscar al final de la lista, allí está su posición. Los siguientes quince gráficos son de la primera parte del estudio, donde se hace el resumen general. Y en todos salta a la vista que España tiene un grave problema con el mercado laboral. Las cifras de la EPA que se publicarán el jueves probablemente concedan un mínimo respiro. Pero las siguientes imágenes dejan claro que es necesario un cambio radical, no un mero retoque:

Las cifras totales

Comisión Europea

1. Cambio en las tasas de empleo y desempleo de 2008 a 2012. La imagen de la crisis. España (en rojo, como en el resto de imágenes) sólo tiene peores cifras que Grecia. No sólo sube el paro, tampoco se genera actividad o empleos nuevos.

C.E.

2. Tasa total de desempleo: en la comparación con los países de nuestro entorno (Alemania, Francia, Portugal y la media de la Eurozona) tampoco salimos bien parados. Y eso que a mediados de los años 2000 España no estaba lejos de sus vecinos. Ahora parece sólo un espejismo.

C.E.

3. Desempleo de larga duración. Lo saben millones de parados en toda España. Lo peor no es sólo perder el empleo, sino la sensación de que no se recuperará en mucho tiempo. También en esta clasificación, sólo Grecia nos supera.

C.E.

4. Ratio de éxito en la búsqueda de empleo: uno de los datos de los que menos se habla. El mercado laboral no funciona porque los que están en paro porque no encuentra un trabajo. Parece de perogrullo, pero esconde una realidad, no hay alternativas para los desempleados.

Temporalidad no buscada

C.E.

5. Temporalidad: sólo Polonia tiene un nivel de temporalidad (porcentaje de contratos de duración definida sobre el total) superior a España. Es ese mercado dual del que tanto se habla pero para el que no se plantean soluciones. Y cuando se habla de contrato único, el Gobierno lo desprecia sin siquiera analizarlo.

C.E.

6. Proporción de temporalidad involuntaria: en muchos casos, la temporalidad puede ser una elección. Tanto al empleado como a la empresa le puede venir bien un trabajo sólo por unos meses (para cubrir un pico de demanda o sacarse unos ahorrillos). No es el caso de España. La mayoría de los temporales querrían ser fijos, pero no pueden.

C.E.

7. Transición de temporal a fijo: como puede verse, en 2006 era relativamente corriente que un empleado temporal consiguiese un contrato indefinido. En estos momentos, no más de un 10% lo logra.

C.E.

8. Contratos a tiempo parcial no queridos: lo mismo que con la temporalidad, lo malo de los contratos a tiempo parcial no es que existan, sino cuando los ocupan trabajadores sólo porque no tienen otro remedio. También en esto España destaca (es la segunda con mayor porcentaje).

Los jóvenes, ¿sin esperanza?

C.E.

9. Tasa de ni-nis: este gráfico muestra la proporción de jóvenes entre 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan. Que no hacen nada, sólo ver pasar el tiempo. En España, están cerca del 20%.

C.E.

10. Paro entre los menores de 25 años: aquellos jóvenes que acaban de terminar sus estudios (universitarios, FP, instituto,...) y quieren un empleo saben que tienen más de la mitad de posibilidades de acabar en el paro.

C.E.

11. Fracaso escolar: muy relacionado con lo anterior, aunque no siempre se diga. Los jóvenes españoles también destacan en fracaso escolar, lo que dificulta su inserción en el mercado de trabajo y sus opciones de movilidad laboral.

C.E.

12. Tasa de población entre 25 y 34 años con baja cualificación: con seis millones de parados, cualquier trabajador español sabe que está en riesgo, pero si encima tienes una baja cualificación, la preocupación es máxima. España también está entre los países con un mayor porcentaje de población joven en esta situación.

Un futuro incierto

C.E.

13. Tasa de ahorro de los hogares: no es directamente un gráfico de mercado laboral, pero explica muchas cosas. La tasa de ingresos disponibles de los hogares españoles se ha desplomado. Llegar a fin de mes cada vez es más difícil.

C.E.

14. Protección social: siempre hay que tomar estos datos con precaución. Pero hay una cuestión interesante, los políticos españoles se niegan a introducir ningún cambio en políticas activas de empleo, subsidios de paro o formación con la excusa de que es un gasto "social". Puede que lo sea, pero también es inútil. España es el país de Europa que menos rendimiento saca a este tipo de gasto. Sus efectos redistributivos (de los que presumen nuestros líderes) son muy reducidos. Ni siquiera para eso sirve el dispendio.

C.E.

15. Objetivos 2020: la UE se ha fijado una serie de metas para el final de esta década. Pues tampoco en lo que hace referencia al futuro parece España muy bien preparada. Es el país que está más alejado de su objetivo y el que necesitará un crecimiento mayor del empleo para conseguirlo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation