Menú

El Bundesbank también propone expropiar riqueza privada para reducir deuda pública

Defiende que los países en riesgo de quiebra aprueben un impuesto sobre el capital de familias y empresas antes de pedir ayuda a otros estados.

Lm/agencias
1

El Bundesbank alemán indica este lunes que los países que estuvieran a punto de la quiebra deberían recurrir a la riqueza privada de sus familias y empresas mediante un impuesto extraordinario sobre el capital antes de pedir ayuda a otros estados.

La posición del Bundesbank surge después de años de crisis de la zona euro en la que ha habido cinco rescates gubernamentales. También ha habido intervenciones en el mercado de bonos por parte del Banco Central Europeo. "(Un impuesto sobre el capital) se corresponde con el principio de responsabilidad nacional, según la cual los contribuyentes son responsables de las obligaciones de sus gobiernos antes de requerir la solidaridad de otros estados", señala el Bundesbank en su informe mensual.

Sin embargo, el banco central advierte de que un gravamen de este tipo conlleva riesgos importantes y su aplicación no sería fácil, añadiendo que sólo debía considerarse en casos excepcionales, como por ejemplo para evitar una insolvencia soberana inminente.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) planteó esa misma opción en un informe publicado el pasado octubre, en el que indicaba que para reducir los ratios de deuda pública a niveles de finales de 2007 para una muestra de 15 países de la zona euro, se necesitaría una tasa impositiva del 10 por ciento de los hogares con riqueza neta positiva. Esta posibilidad también se barajaba en un informe posterior del Fondo elaborado por los destacados economistas Carmen M. Reinhart y Kenneth S. Rogoff -execonomista jefe del FMI-.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios