Menú

La devaluación dispara la desconfianza de los argentinos hacia el peso

Las reservas de divisas de Argentina han caído otros 174 millones de dólares desde el viernes.

7
El dólar blue se cambia ya por más de 12 pesos | E.H.

Las finanzas argentinas están viviendo unos días muy convulsos. Desde la histórica devaluación del peso argentino la semana pasada, que perdió en un día más del 12% de su valor, hasta un cambio de ocho a uno, el Gobierno que dirige Cristina Fernández de Kirchner ha gobernado a bandazos con la sombra de un nuevo corralito detrás de cada una de sus acciones.

Ante la elevada fuga de capitales que se produjo en 2011 por la desconfianza de los argentinos hacia su moneda -en medio de una inflación que superaba de largo los dos dígitos-, el Gobierno argentino decidió restringir la compra de dólares para intentar frenar esa fuga. Dos años después, la situación se ha agravado. La inflación supera, según expertos independientes al gobierno, el 30% y la desconfianza de los ciudadanos en su economía y en las políticas de sus mandatarios ha crecido exponencialmente.

Además, la actividad de los arbolitos –personas que cambian ilegalmente dólares y otras divisas en las calles del país Iberoamericano- se ha multiplicado. Es común ver en céntricas calles de Buenos Aires cómo más de una veintena de estos comerciantes de divisas se pasan las horas al grito : "Dólar, euro, real cambio". De hecho, ni la presencia policial en estas calles disipa estos cánticos.

La pasada semana, tras la fuerte pérdida de valor de la moneda argentina, el Gobierno de Kirchner decidió poner cartas en el asunto. En un intento de dar una imagen de libertad, el ministro de economía, Axel Kicillof, anunció que desde este lunes 27 de enero se levantaba el peso al dólar para el ahorro.

Con esta medida, el gobierno peronista quería lanzar un mensaje de tranquilidad y aperturismo a sus ciudadanos con la intención de que volviesen a confiar en la moneda nacional y se frenase así el flujo de salida de capitales que se estaba saldando con una caída bajo mínimos de las reservas patrias de divisas.

La agencia de calificación Moody's dijo en un informe que la fuerte devaluación del peso de la semana pasada, del 17%, se produjo en paralelo con la decisión del Banco Central de limitar sus intervenciones en el mercado para preservar las reservas monetarias y señaló que, con la flexibilización del "cepo", el Gobierno busca restar presión al mercado.

Pero tras este anuncio, el Gobierno se ha retractado y matizado muchas de las condiciones para adquirir dólares. Primero, anunciaron que se podrían conseguir dólares según el nivel de ingresos, sin especificar más detalle. Poco después, restringieron esta posibilidad a los ciudadanos que ganasen más de 900 dólares al mes, lo que no supone ni el 20% de la población. El impuesto para adquirir divisas asciende al 20%, aunque si éstas se mantienen en un depósito a plazo fijo en un banco argentino durante al menos un año quedarían exentas. Así, dichas divisas no saldrían del país.

Por otra parte, Kicillof también anunció la supresión del impuesto para adquirir dólar turista, es decir, divisa para viajar fuera de Argentina. Pero a los dos días, el Gobierno argentino decidió dar marcha atrás a esta medida y seguirá gravando con un 35% el dólar turista.

Pese a todo, el Gobierno no ha logrado el fin perseguido. La salida de capitales de Argentina no se ha frenado. Desde el pasado viernes, las reservas de divisas extranjeras en el Banco Central de la República Argentina han caído en 174 millones y perdieron la cota de los 29.000 millones, según publica el diario Clarín. En enero de 2011, estos fondos clave para defender el valor del peso y pagar el alto volumen de deuda externa se situaban en los 52.654 millones.

En un comunicado, el Banco Central atribuyó la bajada del martes a su "participación vendedora" en el mercado cambiario, a la cancelación de obligaciones varias y a una "variación de las divisas frente al dólar y los títulos externos que forman parte de las reservas" y que "arrojaron un saldo negativo". El Banco Central de Argentina cuenta hoy con 28.889 millones de dólares.

Por su parte, el dólar blue o dólar paralelo, lejos de convertirse en algo residual ante la supuesta apertura del veto, sigue aumentando su cotización debido a la alta demanda y se vende ya por cerca de trece pesos.

Restringe el dólar bolsa

Otra muestra de que el Gobierno argentino está muy lejos de levantar el veto y sólo pretende un cambio puntual con la intención de paralizar la insostenible fuga de divisas es que ha endurecido las restricciones a la obtención de dólar en bolsa.

El Gobierno nacional decidió por sorpresa apretar aún más el cepo en su versión "bolsa". El Gobierno de Kirchner pedirá información de todas las operaciones que se realizan en los mercados. La Comisión Nacional de Valores del país ordenó a las entidades financieras notificar en tiempo real las transacciones de bonos y acciones.

La medida entró en vigencia por sorpresa este martes con su publicación en el Boletín Oficial a través de la Resolución General 624/2014. Según la disposición, la CNV contará con "información completa y oportuna de todas las operaciones que se realizan en los mercados a los efectos de una eficiente fiscalización y control de la transparencia de las negociaciones".

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Salen a la luz unas "bochornosas" imágenes de Anabel Pantoja en un supermercado
    2. Isa Serra, la podemita que da lecciones a Amancio Ortega, no ha trabajado en su vida
    3. La "cínica" jugarreta de Sánchez a PP y Cs: "A nosotros España nos la sopla", ¿y a ustedes?
    4. Juanma Moreno: "Nos están contactando empresas de Madrid y Cataluña para trasladarse a Andalucía"
    5. La Asociación Contra el Cáncer responde a Serra: "Ningún enfermo rechazaría a Amancio Ortega"
    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation