Menú

Fainé: “Habrá una recuperación paulatina, pero no podemos bajar la guardia”

El presidente de Caixabank asegura que "en ningún otro país de Europa" se ha acometido una reestructuración bancaria como la española.

0
El presidente de Caixabank asegura que "en ningún otro país de Europa" se ha acometido una reestructuración bancaria como la española.
Isidro Fainé y Juan María Nin, en la presentación de resultados de 2013. I Caixabank.

Isidro Fainé también es optimista. El presidente de Caixabank se ha sumado este viernes a las voces que apuestan porque la salida de la recesión se consolide en España. En su opinión, "el país ha ganado credibilidad en el exterior" gracias a las reformas emprendidas en el último año. Y este cambio de tendencia permite augurar que habrá "una recuperación paulatina, aunque cautelosa". Eso sí, ni mucho menos puede pensarse que el trabajo esté acabado: "Sigue habiendo deberes pendientes, no podemos bajar la guardia".

La rueda de prensa de presentación de resultados de 2013 ha girado en torno a tres ejes: la realidad económica española, la posición del banco y del sector tras los últimos ajustes y la situación de Caixabank tras el esfuerzo de integración de Banca Cívica (CAN, CajaSol, Caja Canarias, Caja Burgos) y Banco de Valencia.

También ha habido espacio para el monotema catalán: el referéndum secesionista anunciado por Artur Mas para el próximo otoño. Caixabank es el primer banco catalán (con una penetración superior al 60%); pero también en España en todo (o casi todo) lo que tiene que ver con banca minorista. Probablemente no haya ninguna entidad con tanto peso e influencia en los círculos políticos de Madrid y Barcelona. Fainé ha querido mantener el tono discreto habitual, aunque también ha pedido que se respete el marco legal vigente: "Es necesario un gran acuerdo para Cataluña y para España. Confío en la capacidad de diálogo de nuestros políticos y en la voluntad de buscar lo mejor para el conjunto de los ciudadanos. Pero siempre dentro del margen de la ley. No concibo otra cosa".

En lo que tiene que ver con la ansiada recuperación, Fainé ha recordado que su entidad ya pronosticó en marzo y abril que la mejoría comenzaría a notarse en la segunda mitad de 2013. En su opinión, aquellos pronósticos "se han cumplido y el país ha ganado en credibilidad". El empresario catalán cree que lo que ha hecho España en términos de ajuste de las cuentas públicas "se ha visto bien" en el extranjero. Todo esto se traducirá en un crecimiento del "1% o incluso algo más" para este año, si se cumplen sus previsiones.

Muchos ciudadanos dirán que toda esta mejoría no se traduce, en lo que tiene que ver con las entidades financieras, con una mejora del acceso al crédito. En esta cuestión, Fainé ha asegurado que en su entidad hacen "todo" lo que pueden, teniendo siempre presente que lo más importante son "los depósitos", que son "sagrados": "Es dinero de nuestros clientes y tenemos que cuidarlo".

En este sentido, Juan María Nin también ha querido lanzar un mensaje optimista en esta cuestión. Según sus cifras, en lo que tiene que ver con el crédito, en el último año ha crecido hasta un 40% la financiación del consumo: "Sí prevemos una mejoría en la financiación de consumo. Lo estamos viendo en las tarjetas de crédito, que es un indicador muy importante. Lo estamos viendo en cualesquiera acciones comerciales que hacemos respecto a años anteriores".

Reestructuración

Dos temas más han sobrevolado la comparecencia de Fainé y Nin: cómo queda Caixabank tras la integración del nuevo negocio y cómo queda el sector tras seis años de profunda crisis. Y en ambos casos su respuesta ha sido optimista (aunque quizás no podía ser de otra manera).

Respecto a su propia entidad, tras el cierre de oficinas del último año (que incluyó un ERE para más de 2.600 personas pactado con todos los sindicatos), el proceso de ajuste podría darse por finiquitado, a falta de cerrar la salida de las últimas mil personas afectadas por el ERE. Más allá, los dirigentes de Caixabank creen que "no sobra ninguna oficina. Todo lo contrario, esperamos que el mercado crezca. Hemos hecho un gran esfuerzo de reestructuración. No sobra nada: ni personas ni oficinas".

También había interés por saber cómo afronta el banco el futuro cercano en lo referente a operaciones corporativas. Aquí ha habido un poco de todo. En cuanto a Bankia (de la que en su momento se habló como posible novia para una fusión) los ánimos están muy fríos. "No pensamos acudir [a la compra de la entidad o de sus partes]" ha asegurado Fainé.

Más interés existe por CatalunyaBanc. Aunque se mueve en el mercado natural de Caixabank (una región en la que tiene una importantísima implantación), la entidad está muy interesada en el futuro de la caja nacionalizada. Fainé ha asegurado que harán una oferta cuando el Frob ponga en venta la entidad. A partir de ahí, será el interés de sus competidores lo que decidirá su futuro.

Por último, el análisis se ha dirigido al conjunto del sector financiero español, del que Fainé ha asegurado que ha soportado una reestructuración "como ningún otro" en Europa. Este proceso de ajuste le ha preparado para el futuro, en su opinión: "El BCE quiere asegurarse de que la unión bancaria comience con un sistema fuerte. No tengo dudas de que el sistema español está listo para afrontar el triple examen del BCE". En este sentido, la mejoría se estaría viendo reforzado en los mercados: "La mayor solidez y las mejores perspectivas del sector han comenzado a reflejarse en la bolsa".

Eso sí, no debe haber confianzas. Las presiones sobre la cuenta de resultados de los bancos españoles "siguen siendo enormes". Aunque la salida de la crisis ha normalizado, en general, el negocio. En este sentido. Fainé ha asegurado que en lo que tiene que ver con la búsqueda del pasivo la situación se ha tranquilizado: "Las guerras por el pasivo eran insostenibles, se ha introducido una cierta racionalidad".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia