Menú

La inversión extranjera cayó en Francia un 77% en 2013

A diferencia del país galo, Alemania y España cuadriplicaron sus resultados respecto a 2012.

0
A diferencia del país galo, Alemania y España cuadriplicaron sus resultados respecto a 2012.
El presidente de Francia, François Hollande | Efe

Según las primeras estimaciones para 2013 de la Comisión de Comercio y Desarrollo de la ONU, la inversión extranjera directa cayó en Francia un 77% -de 7.300 millones de euros en 2012 a 4.172 millones de euros-, alcanzando su nivel más bajo en 27 años. Así pues, el país galo, que en 2005 era el cuarto país mundial que más inversiones recibía, ya no está ni entre los 20 primeros.

Estos datos confirman los problemas de la economía francesa, sobre todo, si tenemos en cuenta que en el mismo periodo los flujos de capital extranjero aumentaron un 37,7% en la Unión Europea y un 11% en todo el mundo. Alemania es el país más beneficiado de la UE al recibir en 2013 cuatro veces más inversiones extranjeras respecto a 2012.

La inversión foránea también aumentó considerablemente en España -un 37%-, Italia, Holanda, Bélgica e Irlanda. Gran Bretaña sigue siendo el país europeo que atrae más inversiones extranjeras, mientras que el líder mundial es EEUU, seguido por China y Rusia.

En este sentido, algunos analistas y periódicos, como el Daily Mail, aseguran que la causa del declive de la economía francesa en los últimos dos años es "la desastrosa política económica del presidente socialista" que "está perdiendo credibilidad muy rápido". El diario británico informa,además, que el índice de pobreza en Francia ha alcanzado su nivel más alto en 17 años. Según un estudio de la empresa Compas, en la actualidad más de 8 millones franceses viven por debajo del umbral de la pobreza.

Por otro lado, el Wall Street Journal destaca la "preocupación de los socios europeos" por las "debilidades de la economía francesa". El periódico estadounidense recuerda que cuando llegó a la presidencia en 2012, François Hollande subió los impuestos "de forma rápida y brusca" para llenar las arcas públicas del país, lo que provocó el "aumento de la carga fiscal" y "la confusión y el rechazo de los inversores", que se "quejan de no tener suficientes fondos para realizar nuevas inversiones una vez pagados los impuestos". En este contexto no es sorprendente que la inversión por parte de empresas no financieras no haya dejado de caer en cada cuatrimestre de los últimos dos años.

El presidente Hollande ya se ha visto obligado a recurrir al sector privado en un intento de recuperar la competitividad de la economía del país. A pesar de que este mes el político socialista ha ofrecido un "pacto de responsabilidad" para bajar las cotizaciones sociales a las empresas que creasen empleo, los líderes del sector privado consideran que esta medida no es suficiente para que la economía del país experimente una notable mejora.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD