Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

España reduce su deuda total por primera vez en décadas

La deuda baja en 44.769 millones desde 2011. El sector privado amortiza 227.000 durante la crisis, mientras la deuda pública sube en 580.000 millones.

7

España ha logrado reducir su endeudamiento total por primera vez desde que el Banco de España ofrece datos al respecto (1995). Y ello, gracias, exclusivamente, al esfuerzo llevado a cabo por el conjunto de empresas y familias (sector privado), a pesar del histórico incremento que ha registrado la deuda pública durante la crisis.

En concreto, la deuda total del país, sumando pública y privada -excluyendo la perteneciente al sistema financiero-, ascendió a un total de 2,82 billones de euros al cierre de 2013, equivalente al 276,5% del PIB. Dicha cuantía supone 38.283 millones de euros menos que en 2012, y un descenso de 44.769 millones en los dos últimos años, lo cual es la primera vez que sucede desde que existen registros históricos.

La deuda pública crece en 580.000 millones

La deuda total de España ha crecido en más de 351.000 millones desde 2007, cuando estalló la crisis financiera internacional, al pasar de 2,47 a 2,82 billones de euros, lo cual se traduce en una carga extra de 7.630 euros per cápita. Pero la responsabilidad de esta factura reside tan sólo en la clase política.

Así, la deuda pública se ha disparado en casi 580.000 millones desde 2007, hasta rondar los 961.000 millones en 2013. Su volumen ha pasado del 36,3% al inicio de la crisis hasta el 94% del PIB el pasado año, el nivel más alto desde 1909. De este modo, las distintas Administraciones Públicas han cargado un factura adicional de 12.600 euros a cada residente en España en los últimos seis años.

La deuda privada baja en 228.000 millones

La deuda privada, por el contrario, ha caído en casi 228.000 millones de euros desde 2007. Afortunadamente, el despilfarro de los políticos españoles ha estado compensado por las familias y empresas.

Como ya publicamos este martes en Libre Mercado, desde que comenzó la crisis, los hogares y las compañías privadas se están ajustando el cinturón. Y hablamos de importantísimas cantidades: en 2009, fueron 15.000 millones de reducción de la deuda privada; en 2012, 800 millones; en 2011, 72.000 millones; en 2012, 153.000 millones; y el último año ha caído un poco hasta los 115.000 millones.

Este enorme esfuerzo de los españoles ha logrado algo que parecía imposible. Minorar la deuda total de nuestro país, algo que no ocurría desde hace veinte años. Esto es importante. En las últimas décadas hemos pedido mucho dinero y ahora, por fin, comenzamos a devolverlo. Al igual que una familia muy endeudada, es una buena noticia que los números rojos empiecen a reducirse.

Deuda total España 1995-2013 (en mill. de €)

Deuda total España 1995 - 2013 (en millones de €)

En este sentido, es preocupante analizar los datos de la deuda total de España en las últimas dos décadas. Por ejemplo, en 1995, cuando comienza la serie cubierta por el Banco de España, debíamos 624.000 millones de euros. En 2002, apenas siete años después, la cifra superaba los 1,2 billones (incluso teniendo en cuenta la inflación, es una subida espectacular). En 2006, se alcanzaba la frontera de los 2 billones. Y en 2011 rozábamos los 3 billones. Afortunadamente, esta tendencia podría haber comenzado a cambiar.

Pero no todo es deuda. Los expertos suelen prestar mucha atención a la estadística de Posición Inversora Internacional Neta (NIIP según sus siglas en inglés). Refleja la diferencia entre los activos y los pasivos que tiene un país en el extranjero. Y es un dato fundamental. Por ejemplo, Japón es un país con una enorme deuda pública, pero tiene una posición inversora neta positiva equivalente al 55% de su PIB.

España no está en esa situación. Nuestra NIIP es negativa y equivalía al 91% del PIB a finales de 2012. Y ha seguido creciendo. No hay datos de cierre de 2013, pero en septiembre rozaba el billón de euros (999.700 millones). Esto quiere decir que nuestros pasivos (netos) prácticamente son iguales a toda la riqueza que generamos a lo largo de un año.

Por eso son tan importantes las cifras de la balanza de pagos. Hasta hace unos años, prácticamente no aparecían en los medios, pero en los últimos tiempos se han ido haciendo, poco a poco, un huequecito en la actualidad. España ha mantenido desde hace décadas una posición de prestatario neto frente al exterior (necesitábamos financiación neta).

Por ejemplo, en 2010 y 2011, el resultado en la suma de las balanzas por cuenta corriente y capital alcanzó los 40.000 y 34.000 millones negativos. Poco a poco, esto comenzó a cambiar. Y entre enero y noviembre de 2013 la cifra fue de 11.257 millones en positivo.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Salen a la luz todas las mentiras de Sofía Suescun
    2. Federico Jiménez Losantos: 'Casado: mucho más que una ilusión, algo menos que un proyecto'
    3. Una excompañera de la universidad escribe una carta pública a Sara Carbonero
    4. Luis Herrero: 'El fin del cautiverio'
    5. Casado promete un "rearme" ante "la agenda sectaria" de Sánchez y "el golpe" en Cataluña
    0
    comentarios

    Servicios