Menú

Perfil del emprendedor en España: hombre, 38 años y con estudios secundarios

El 26% de la actividad emprendedora está motivada por una situación de necesidad debido a la crisis.

0

Hombre, español, cerca de los cuarenta, con estudios secundarios y formación específica para emprender. Así es el perfil tipo del emprendedor en España, según el Informe GEM España 2012: radiografía de la actividad emprendedora española que patrocina Banco Santander. La Biblioteca Central de Cantabria ha acogido el acto de presentación oficial del último Informe Global Entrepreneurship Monitor, al que acudieron más de un centenar de representantes de diversas instituciones sociales, empresariales y políticas de la región.

El acto de presentación de GEM Cantabria estuvo presidido por Ignacio Diego, presidente del Gobierno de Cantabria, quien estuvo acompañado de José Carlos Gómez Sal, rector de la Universidad de Cantabria, Carlos Hazas, subdirector general adjunto de Banco Santander y director Territorial del banco en Cantabria, y Federico Gutiérrez-Solana, director del Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE).

Perfil del emprendedor español

En España, según el estudio patrocinado por el Banco Santander, la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) se ha mantenido en el 5,7%, en niveles similares a 2011. La crisis y la falta de alternativas de empleo, dada la elevada tasa de desempleo en España, hizo que el 25,6% de la actividad emprendedora en 2012 estuviese motivada por una situación de necesidad. En el 72,3% restante de los casos se debió a una situación de oportunidad para emprender al descubrir un hueco de mercado.

En España, en 2012 el perfil medio del emprendedor corresponde a un hombre de origen español de alrededor de 38 años de edad, con estudios secundarios y formación específica para emprender, según el informe. El estudio del GEM pone de manifiesto que en 2012 el proceso emprendedor español continuó con una mayor implicación masculina, mientras que sufrió un pequeño retroceso en cuanto a la femenina.

Así, la mujer aparece en el estudio como la más afectada por el contexto hostil derivado de la crisis y su tasa de actividad emprendedora se ha reducido cinco décimas con respecto a 2011, hasta situarse en un 4% de la población femenina (sobre total de población femenina de 18-64 años). En cambio, la tasa masculina alcanzó en ese mismo año un 7,36%.

¿Cómo se financia el emprendimiento?

De media, un emprendedor invirtió un monto de 18.000 euros para poner en marcha su iniciativa empresarial. Esta cifra se reduce con respecto a la obtenida en el 2011, donde alcanzó los 30.000 euros. La cifra más frecuente es de 5.000€, indicador que también sufre una importante disminución puesto que fue de 20.000€ en 2011.

Los emprendedores aportaron de media un 61,3% de capital propio -es decir, sin financiación externa-, lo que supone un incremento con respecto al año 2011, donde aportaban el 57,5%. Ahora bien, hay que tener en cuenta que aportan un porcentaje mayor, pero de cantidades inferiores. En 2012, sólo un 30% de los emprendedores nacientes ha aportado todo el capital semilla necesario, indicador que se mantiene estable respecto al obtenido en 2011. Esto significa que el 70% restante necesita fondos ajenos para poner en marcha su iniciativa.

La dificultad de acceso al crédito bancario ha seguido propiciando el aumento de la participación de la población como inversora informal privada, cuya tasa se ha situado en un 3,8%, la más alta de la década.

Condiciones del entorno para emprender

Pese a que el autoempleo puede ser la vía de escape de muchos trabajadores en una situación de crisis como la actual, el informe que patrocina Banco Santander pone de manifiesto que las condiciones específicas del entorno siguen siendo poco favorables para los emprendedores.

No obstante, en 2012 mejoraron las valoraciones de factores como las políticas gubernamentales que otorgan prioridad y apoyo al emprendimiento, el acceso y disponibilidad de infraestructuras físicas y de servicios, el acceso a infraestructuras comercial y profesional, las políticas fiscales y sobre eliminación de trabas burocráticas, las barreras del mercado interno y el apoyo al crecimiento. Entre los factores a mejorar, el estudio destaca la financiación para emprendedores, la educación y formación emprendedora en la etapa escolar.

En Baleares, donde más creció emprendimiento

La tasa de actividad emprendedora por regiones recoge distintas evoluciones entre los años 2011 y 2012, con nueve regiones que muestran descensos de actividad y otras ocho que experimentan incrementos de la misma.

En concreto, el TEA aumenta en Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Galicia, País Vasco y La Rioja, destacando el caso de Baleares, donde se presenta un incremento mayor; y disminuye en Aragón, Canarias, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidades de Madrid y Valencia, Extremadura, Murcia y Navarra.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD